Exiliados cubanos condenan en Miami la "traición" de Obama

Centenares de exiliados cubanos se volcaron hoy al barrio de la Pequeña Habana, en Miami (EE.UU.),

El exilio protesta por la visita de Obama (Published domingo 20 de marzo de 2016)

Centenares de exiliados cubanos se volcaron hoy al barrio de la Pequeña Habana, en Miami (EE.UU.), y con cánticos y carteles por una "Cuba libre" rechazaron la histórica visita a la isla que el presidente de EE.UU., Barack Obama, inicia hoy, a la que calificaron de "traición".

Tras concentrarse frente al monumento a los mártires de Gijón, los miembros del exilio, en su gran mayoría vestidos de blanco, iniciaron una caminata hasta La Casa del Preso Cubano entre críticas airadas contra las "concesiones unilaterales" hechas por Obama desde que EE.UU. y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas.

Con carteles y consignas a favor de los derechos de la población civil cubana y la "resistencia civil", las organizaciones del exilio, el "convidado de piedra" en la normalización de relaciones entre ambos países, criticaron que la visita de Obama apunte más a un "viaje de negocios con el régimen".

"Desde el anuncio del cambio de política por parte de esta Administración se ha incrementado significativamente la represión en Cuba, nada ha cambiado", manifestó a Efe Silvia Iriondo, presidenta de Madres y Mujeres contra la Represión (MAR).

La exiliada destacó que la visita de Obama "legitima el régimen castrista" y que el momento actual no era el indicado para emprender una visita oficial, porque en Cuba no "habrá conciliación, libertad ni democracia mientras exista ese régimen".

"El legado del presidente de esta gran nación no debe ser un legado de relaciones ni intereses comerciales, sino de los valores de la libertad, la democracia y de los derechos", ahondó Iriondo, quien estimó que el mandatario estadounidense debió imponer "condiciones" antes de pisar suelo cubano.

Durante la caminata, y vestido de blanco al igual que muchos otros participantes, el ex-preso político Eduardo Prieto Blanco recordó que en el pasado Obama prometió no visitar la isla mientras no existiera una "palpable mejoría" en materia de Derechos Humanos.

"Obama ha traicionado el sentir del pueblo cubano", afirmó Prieto Blanco, mientras sostenía un cartel que rezaba "Los derechos humanos no se compran" y con una camiseta en la que se leía "Democracia sí, dictadura no".

A su turno, Orlando Gutiérrez, del Directorio Democrático Cubano, señaló que por el momento el exilio y la oposición interna en la isla no ven señales de que la visita de Obama, la primera que efectúa un mandatario estadounidense en 88 años, pueda ser el catalizador de un "cambio real" en Cuba.

"La misión del presidente Barack Obama a Cuba es una misión de negocios: puros empresarios, puros funcionarios a favor de levantar las sanciones económicas. Ni un solo miembro de Amnistía Internacional o de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", criticó Gutiérrez.

Otros miembros del exilio recordaron que el comercio bilateral con Cuba equivale a "hacer negocios con el régimen castrista, el aparato militar y las agencias controladas por el régimen", tal como sugirió Sirley Ávila León, una disidente que se encuentra temporalmente en Miami.

"Nos sentimos defraudados", afirmó Ávila, una opositora que realiza "trabajos de empoderamiento" entre los campesinos en Cuba y que tiene intención de regresar, porque "si todos los amenazados por el régimen huyen, quién va a luchar por Cuba".

Postrada sobre una silla de ruedas, Ávila relató a Efe que durante su estancia en Miami se someterá a un tratamiento quirúrgico para recuperarse de un ataque con machete que sufrió en mayo de 2015 por presuntos "esbirros de la dictadura", y por el que perdió la mano izquierda y quedó con la movilidad reducida.

En el tramo final de la manifestación de hoy, en la que también participó el vicegobernador de Florida Carlos López-Cantera, el cantautor Donato Poveda se encargó de un cierre emotivo al interpretar "Los Plantados", un himno para la resistencia y los presos políticos del país caribeño.

La concentración de hoy, denominada "todos marchamos", es la primera de una serie de caminatas que el exilio de Miami tiene previsto hacer cada domingo en La Pequeña Habana, para reiterar su apoyo a la "resistencia cubana", en especial al movimiento de las Damas de Blanco.

La marcha se hizo poco antes de que en la capital cubana precisamente un grupo de 50 integrantes del movimiento Damas de Blanco, además de otros opositores como el grafitero El Sexto o Antonio González Rodiles, fueran arrestados en medio de su habitual marcha dominical.
La detención se produjo horas antes de que Obama pisara suelo cubano, donde tiene previsto realizar una visita oficial hasta el miércoles y en la que sostendrá una reunión con su homólogo Raúl Castro. 

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS