Cuba: otro guiño capitalista

El gobierno considera establecer cooperativas en el transporte y otros servicios.

Cuba: otro guiño capitalista
Por EFE 6 de agosto de 2014

LA HABANA - El Gobierno de Cuba planea abrir la posibilidad de crear cooperativas, hasta ahora solo permitidas en el ámbito agropecuario, a sectores como el transporte, la gastronomía y otros servicios, informaron este lunes medios oficiales.
El presidente de la Sociedad de Cooperativismo de Cuba, Claudio Alberto Rivera, aseguró que en los próximos años esta forma de gestión "tendrá un importante rol", en unas declaraciones que publica el semanario "Trabajadores", órgano oficial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, único sindicato legal).
"Queremos implementarlas (las cooperativas) en los servicios, la gastronomía, el transporte, y otros rubros. El país está enfrascado en la creación del marco legal para hacerlo, y las experiencias en el campo nos han servido de base para estar hoy en mejores condiciones de ampliar la gestión", subrayó el economista.
El Gobierno cubano aprobó este año la política para crear de forma experimental cooperativas fuera del sector agropecuario, como parte del plan de reformas que aprobó el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) en abril de 2011 para "actualizar" el modelo económico del país.
"En nuestra nación existe un modelo agropecuario que, más allá de los problemas subjetivos y objetivos que presenta, nos ha dado buenos resultados. Junto con las empresas estatales, motores fundamentales de nuestra economía, estas entidades serán un elemento vigorizador", resaltó el titular de los cooperativistas cubanos.
También adelantó que actualmente un grupo de expertos cubanos elabora la metodología para aplicar este modelo de gestión empresarial no estatal, así como un manual de cooperativismo y un sistema de contabilidad y las políticas tributarias de precios y se seguridad social.
Explicó que en el caso cubano se trata de empresas que se insertan en un modelo de planificación socialista y contribuyen al desarrollo económico, productivo y social de la localidad, la comunidad y la sociedad en su conjunto.
"La potenciación del cooperativismo como forma de gestión constituye una de las vías del proceso de actualización del modelo económico en el país, y significa una alternativa mundial al sistema neoliberal imperante", recalcó.
En abril pasado, al presentar la política aprobada para ampliar el cooperativismo, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, dijo que "para cada experimento se han diseñado los principios fundamentales" que regirán el funcionamiento de las nuevas cooperativas "preservando en todos los casos el papel regulador del Estado y el Gobierno, según corresponda".
A fin de superar la grave crisis que Cuba arrastra desde la caída del bloque socialista, el gobierno ha impulsado un plan de ajustes económicos que han abierto un pequeño resquicio a la iniciativa privada, con medidas como la ampliación del trabajo autónomo no estatal.