Cuba admite brote de cólera en La Habana

Se reportaron oficialmente 51 casos en capital, pero no se informó ninguna muerte.

20 JUNIO, 2013. La prensa independiente reporta 30 casos de malaria o paludismo en Santi Spíriti, al centro de la isla. El gobierno castrista mantiene silencio.
20 JUNIO, 2013. La prensa independiente reporta 30 casos de malaria o paludismo en Santi Spíriti, al centro de la isla. El gobierno castrista mantiene silencio.
Crédito: EFE
Por EFE 1 de agosto de 2014

LA HABANA - Después de varios días ocultándolo, finalmente el gobierno de Cuba confesó públicamente que un nuevo brote de cólera se detectó en La Habana y confirmó 51 casos hasta ahora, aunque subrayó que el contagio de la enfermedad "se encuentra en fase de extinción".
Un comunicado del Ministerio de Salud Pública divulgado por medios oficiales indicó que a inicios de mes fue detectado "un incremento de las enfermedades diarreicas agudas" en varios municipios de la capital cubana y "un grupo de estos pacientes presentaban síntomas y signos que orientaban etiológicamente a la sospecha de cólera".
"El análisis microbiológico realizado por el Instituto de Medicina Tropical 'Pedro Kouri' determinó que el agente causal es el vibrio cholerae O1 tor enterotoxigénico serotipo ogawa, estando confirmados hasta la fecha 51 casos", indicó la nota oficial que no menciona fallecidos por esta enfermedad.
La información resalta que Cuba dispone "de todos los medios y recursos necesarios" para cumplir su plan anticolérico y "como resultado de las medidas adoptadas la trasmisión se encuentra en fase de extinción".
"Ello ha sido posible, en primer lugar, por la vigilancia permanente y la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud", añade.
Según el Gobierno, las "evaluaciones epidemiológicas" determinaron que la trasmisión en La Habana partió de un vendedor de alimentos que era "portador asintomático" de la enfermedad que contrajo durante los brotes de cólera aparecidos en otras regiones de la isla en 2012.
En agosto pasado el Gobierno cubano había dado por concluido el brote de cólera que afectó principalmente a la región este del país desde el mes de junio, que causó tres muertos y 417 enfermos, de acuerdo con datos oficiales.
En los últimos días blogueros y medios independientes alertaron de que había surgido un nuevo brote en la capital cubana, pero hasta hoy las autoridades no habían mencionado la reaparición de la enfermedad.
En julio pasado el presidente cubano, Raúl Castro, denunció "campañas propagandísticas" y "tergiversación" sobre los casos de cólera detectados en la isla para "desprestigiar" su sistema de salud y afirmó que el brote estaba "controlado".
La última epidemia de la enfermedad en Cuba ocurrió en 1882 y los últimos casos se registraron poco después del derrocamiento del presidente Fulgencio Batista en 1959, según informes oficial.