Redada a cubanos por fraude migratorio

Arrestan a 48 en España acusados de participar en una trama que facilitaba la ciudadanía.

Redada a cubanos por fraude migratorio
17 de agosto de 2014

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA - La Policía española ha detenido a 48 personas al desarticular una trama que facilitaba la regularización masiva de inmigrantes cubanos mediante matrimonios de conveniencia, con los que obtenían la nacionalidad española o el permiso para llevar a cabo una reagrupación familiar.
El grupo estaba presuntamente dirigido por una abogada y su pareja, ambos naturales de Cuba y residentes en esta isla española de Gran Canaria, y proporcionaba un paquete de servicios por 6,000 euros (7,500 dólares) que incluía un matrimonio en España, una agrupación familiar, la adquisición de la nacionalidad española y un divorcio de mutuo acuerdo.
Según informó el Cuerpo Nacional de Policía, la mayoría de los usuarios de estos servicios tenían como última finalidad entrar en Estados Unidos, vía México, gracias a sus documentos españoles.
Durante la investigación, que comenzó en 2010, la Policía detectó más de un centenar de expedientes fraudulentos en los que podría haber intervenido esta red de regularización de inmigrantes.
Los agentes comprobaron que la letrada cubana a la que estaban investigando, una abogada especializada en reagrupaciones familiares y expedientes de nacionalización, estaba mediando en una serie de matrimonios que presentaban irregularidades.
La Policía aseguró que esta letrada y su pareja, un varón cubano de nacimiento y nacionalizado español, ofrecían a compatriotas que residían en España de forma irregular la posibilidad de legalizar su situación y también contactaban en Cuba con personas interesadas en viajar a Europa en calidad de reagrupados.
Al revisar los expedientes de reagrupación tramitados por esa abogada, los agentes descubrieron que familias enteras de Cuba habían llegado a España a través de matrimonios encadenados.
De hecho, se observó que todas esas bodas se concertaban con ciudadanos residentes en Vecindario (Gran Canaria) y que los propios reagrupados participaban después, una vez divorciados de mutuo acuerdo, en nuevas bodas para regularizar a otros compatriotas.
La Policía investigó por estos hechos a unas 150 personas, de las que fueron detenidas 48, en su mayoría de nacionalidad cubana.
La Jefatura Superior de Policía de Canarias destaca que las irregularidades cometidas en estos expedientes de extranjería han provocado, en algunos casos, que menores nacidos en España de ciudadanos reagrupados de forma fraudulenta tuvieran legalmente reconocido como padre o madre a un falso contrayente.
La letrada detenida y su pareja tenían, supuestamente, otra vía para obtener ingresos con este tipo de expedientes: estafar a parejas reales ofreciéndoles una gestión rápida para tramitar su matrimonio.
En realidad, precisa la Policía, estas parejas recibían documentos falsificados que, en la mayoría de los casos, eran detectados como tales y provocaban que los ciudadanos cubanos que llegaban con ellos a España fueran arrestados por un delito de falsedad documental.