Arte cubano en Londres

El fotógrafo Alejandro Gortazar es el primer cubano que abre galería de arte en Londres.

Imagen de Alejandro Gortazar cedida por este fotógrafo, que se convirtió en el primer cubano que inaugura una galería de arte en Londres.
Imagen de Alejandro Gortazar cedida por este fotógrafo, que se convirtió en el primer cubano que inaugura una galería de arte en Londres.
Crédito: EFE
Por EFE 27 de julio de 2014

LONDRES.- El fotógrafo Alejandro Gortazar se convirtió hoy en el primer cubano que inaugura una galería de arte en Londres, "13 The Gallery", en la que mostrará su trabajo y la de otros artistas latinoamericanos que quieran exponer en la capital británica.


Gortázar abre mañana al público con su colección de fotografías "Cuba Treasured Island", un trabajo que rescata la que fue su primera exposición fuera de la isla caribeña, en la Galería Opus del Centro Cultural Covent Garden de Londres en 2009.


Tres años después, ha conseguido hacerse con un pequeño local en Islington, al norte de la ciudad, que ha remodelado a contrarreloj para poder abrir cuanto antes y cumplir con el calendario de muestras, que se le acumulan en los próximos meses.


El fotógrafo, de 39 años, explicó que, entre los proyectos que maneja, destaca una exposición en marzo compuesta exclusivamente por artistas cubanos, y que cuenta ya con el sí de Michel Dubro o Erik Olivera.


Además, aspira a convertir su galería en un "punto de encuentro" para otros artistas latinoamericanos que quieran exponer su trabajo en la capital británica, si bien declaró estar abierto "a todo tipo de manifestaciones culturales".


"Abrir esta galería es la culminación de un sueño que tengo desde hace años. No solo para exponer mi trabajo sino también el de otros artistas cubanos y de toda latinoamérica", reconoció en una entrevista el fotógrafo que llegó a Londres hace tres años.


Tras trabajar en un primer momento como periodista para una revista británica, Gortazar decidió dedicarse plenamente a la fotografía "totalmente apoyado" por su mujer, y desde entonces, según reconoció, no ha tenido problemas para encontrar una sala dispuesta a cederle espacio a sus retratos.


En noviembre de 2010 realizó uno de sus trabajos más llamativos en Londres: retrató, por encargo del alcalde de la ciudad, a decenas de latinoamericanos que viven en la capital británica, como parte de una exposición en la que se reflejó la diversidad cultural existente a orillas del Támesis.


El recuerdo de su tierra natal se evidencia en la colección elegida para inaugurar su propio espacio, "Cuba Treasured Island", que se compone de 22 fotografías centradas en la naturaleza de la isla caribeña, en las que el artista se interesa especialmente por el efecto de la luz sobre el paisaje.


A ellas se unen cuatro retratos de personas que, según Gortazar, "son lo opuesto a lo que representan" y que utiliza para reflexionar sobre los tópicos que el resto del mundo tiene sobre Cuba, con la pobreza como protagonista.