Padre no tira la toalla

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    DORAL - Aunque triste y algo desanimado, el padre de Christian Aguilar prometió continuar buscando a su hijo, que está desaparecido desde el 20 de septiembre en Gainesville.

    Durante una entrevista con Telemundo 51, Carlos Aguilar dijo sentirse desmotivado tras regresar de Gainesville con las manos vacías.

    "Dije que iba a regresar con mi hijo y desafortunadamente regresé sin él", dijo Carlos Aguilar, quien desde el comienzo de la tragedia ha sido el adalid de una intensa búsqueda de su hijo en la que han participado cientos de voluntarios y varios departamentos de policía.

    Sin embargo, el padre de Christian también aseguró que renovará sus esfuerzos por esclarecer el destino que le tocó vivir a su hijo, aunque ese destino haya sido la muerte, algo para lo que él y su familia están preparados.

    La madre de Christian también tuvo un día difícil al regresar a casa, donde le esperaba el cuarto vacio de su hijo.

    Vigilia a luz de vela

    Este jueves precisamente se celebrará una vigilia a luz de vela para recordar al ex estudiante de la escuela Doral Academy Preparatory.

    El acto tendrá lugar en Carlow Park, 10600 Southwest 4th Street, en la ciudad de Sweetwater a partir de las 7 p.m. Un gran jurado del condado de Alachua acusó formalmente a Pedro Bravo de haber secuestrado y asesinado a Christian Aguilar en Gainesville. Bravo, de 18 años, ha estado preso desde su arresto tras la desaparición de Aguilar, que también tenía 18 años y estudiaba en la Universidad de la Florida. Aguilar se graduó de la escuela secundaria Doral Academy Preparatory hace un año, junto con Bravo. Ambos amigos de la secundaria fueron a emprender sus carreras universitarias a Gainesville. Aguilar fue visto por última vez en compañía de Bravo saliendo juntos de una tienda Best Buy. La policia ha señalado que tiene evidencia más que suficiente para condenar a Bravo. Los detectives dijeron haber hallado sangre de Aguilar en el auto de Bravo. Tambien anunciaron haber encontrado la mochila de Aguilar dentro de una maleta en el dormitorio de Bravo, en una casa compartida de Gainesville.