Fisgón en baños de JCPenney

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Marco Antonio Bartolón Velásquez colocó su teléfono celular en el baño de mujeres para grabar con su cámara.

    MIAMI.- Un empleado de la tienda JCPenney fue arrestado por video voyerismo, después de que se descubriera que colocó su teléfono celular en el baño de mujeres para grabarlas, reportó el diario South Florida Sun Sentinel.

    Marco Antonio Bortolon Velásquez, de 26 años, de Delray Beach le dijo a la Policía que puso su teléfono ahí para asegurarse que sus compañeros hicieran el trabajo, según publicó el periódico.

    Un oficial se dio cuenta que alguien había desarmado el ventilador de techo en la tienda de West Palm Beach el lunes por la mañana.

    “La mujer descubrió que había un teléfono celular negro entre las rejillas de ventilación y la pared, colocado en ángulo con su cámara apuntando a los sanitarios”, dijo la Policáa de West Palm Beach en un reporte de arresto, de acuerdo al Sun Sentinel.

    El idioma del teléfono estaba en español, así es que la mujer le dijo al oficial de policía que quizás era de Raphael Dieguez, un empleado de la tienda que pudo haberlo puesto ahí.

    Sin embargo, Raphael Dieguez aparentemente no era su nombre real, sino uno que usaba para propósitos de su trabajo, llamándose realmente Marco Antonio Bartolon Velásquez.

    “Ha estado en el país ilegalmente por un lapso de cuatro años”, escribió un oficial en un reporte de la policía.

    Bartolón Velásquez terminó admitiendo que fue él quien colocó el teléfono, pero sólo para supervisar a los empleados de la tienda.

    La compañía no ha comentado oficialmente al respecto.

    El acusado es retenido bajo una fianza de 10,000 dólares, de acuerdo a la Oficina del Alguacil del Condado de Palm Beach. Todavía no se sabe si Bartolon Velásquez cuenta con un abogado.