Venezuela rechaza acusaciones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    En la imagen, el viceprimer ministro israelí, Moshé Yaalon.

    CARACAS - El Gobierno de Venezuela rechazó las declaraciones del viceprimer ministro israelí, Moshé Yaalon, quien hace dos días acusó a Irán de estar creando una "infraestructura terrorista" en Latinoamérica, con la connivencia del país caribeño, para atentar contra Estados Unidos, Israel y sus aliados. "Estas declaraciones abusivas y tendenciosas, que provienen precisamente del representante de un gobierno que participa en actos de terrorismo contra pueblos árabes, forman parte de una campaña sostenida de agresión en contra nuestro pueblo", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela en un comunicado. El escrito señala que el objetivo de las declaraciones del viceprimer ministro israelí es lograr que sus palabras, que el Gobierno venezolano califica de "calumnias", tengan eco en medios de comunicación internacional, "fundamentalmente estadounidenses". El documento de la Cancillería venezolana apunta que las afirmaciones del funcionario israelí se realizan en contra del pueblo venezolano, "que protagoniza una revolución pacífica, democrática y humanista, y que jamás ha usado la fuerza de las armas para atacar a ningún pueblo, ni ha generado muerte y destrucción". Además, el escrito resalta que Venezuela acaba de demostrar en la cumbre de la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que el Gobierno de Hugo Chávez "mantiene y fomenta" relaciones de solidaridad y hermandad con todos los pueblos del mundo. "En consecuencia, Venezuela denuncia y repudia estos planes de manipulación, que se valen de mentiras y calumnias para servir a intereses oscuros, y ratifica que su relación con el generoso gobierno y pueblo de Irán se sustenta en la búsqueda de la paz y el desarrollo", reitera el comunicado. Yaalon indicó el martes en una entrevista a Efe en Montevideo que Irán está creando, con la connivencia de Venezuela, una "infraestructura terrorista" en Latinoamérica para atentar contra Estados Unidos, Israel y sus aliados. "La idea es armar una infraestructura terrorista que durante un tiempo esté adormecida y que en su momento pueda atacar intereses de Estados Unidos o en Estados Unidos", así como intereses "israelíes o judíos o de cualquier otro país que se oponga a su postura política", indicó. Para Yaalon "el hecho de que los pasaportes iraníes no necesiten visa para entrar en Venezuela", un país que rompió relaciones con Israel en 2009 por la situación en Gaza, les abre las puertas para entrar en toda América Latina".