Sospechosos mantienen rehén en París

Sospechosos mantienen rehén en París

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    La policía mantiene el cerco sobre los sospechosos.

    PARÍS, Francia - Los hermanos Kouachi, supuestos autores de la masacre del semanario Charlie Hebdo, se han atrincherado en una pequeña imprenta en una zona industrial de la localidad de Dammartin-en-Goele, al noreste de París, donde mantienen al menos a un rehén.

    "Actualmente una operación está en marcha en Dammartin-en-Goele, para la que se han movilizado a todos los efectivos sobre el terreno", anunció en una declaración a la prensa el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

    La unidad especial de intervención de la Gendarmería se halla en el lugar y podría haber entablado ya contacto con los presuntos terroristas, según la emisora Europe 1.

    Las fuerzas de seguridad han establecido un fuerte cordón policial de varios kilómetros en torno a la zona donde se están produciendo los hechos.

    Persiguen a sospechosos en Francia

    Persiguen a sospechosos en Francia
    Los presuntos asesinos de 10 periodistas y dos policías en el semanario Charlie Hebdo mantienen un rehén. (Publicado viernes 9 de enero de 2015)

    En torno a las 08.40 hora local, de acuerdo con esa fuente, los dos hombres arrebataron por la fuerza su vehículo, un Peugeot 206, a una mujer en la localidad de Montagny-Sainte-Félicité, en el departamento del Oise.

    La mujer identificó a los asaltantes como los hermanos Chérif y Said Kouachi, buscados por la masacre del seminario satírico en la que el miércoles murieron 12 personas, entre ellas el director satírico, Stéphane Charbonnier, y varios dibujantes.

    Unos minutos más tarde, ya en Dammartin-en-Goele se produjo un tiroteo con la policía. Un testigo citado por la emisora RTL explicó que había escuchado dos disparos y que poco después llegaron helicópteros y las fuerzas de seguridad, que han ordenado a los vecinos que no salgan de sus casas y que mantengan sus ventanas cerradas.

    Los hospitales de la zona se encuentran en estado de prealerta, según los medios franceses.

    El presidente francés, François Hollande, interrumpió este viernes la tercera reunión de crisis con los miembros de su Gobierno ante la noticia de la operación de la toma de rehenes.

    El aeropuerto parisino Charles de Gaulle ha decidido concentrar los aterrizajes en su zona sur para no interferir con la operación en marcha contra los hermanos Kouachi.

    Una portavoz de la Autoridad del Aeropuerto desmintió a EFE que se hayan visto obligados a cerrar algunas pistas, como difundieron algunos medios, y apuntó que tampoco está previsto su cierre.

    Por otro lado, el ministro informó en su comparecencia de que la investigación sobre el asesinato de una policía municipal ayer en Montrouge, en el sur de París, también ha conocido avances significativos en las últimas horas y que se han movilizado a todos los servicios disponibles para "detener a los autores en el menor plazo posible".