Siria acusa a John Kerry de mentir

La insistencia de Kerry en "saltarse" la labor de los expertos de la ONU en Siria muestra que EEUU tiene intenciones deliberadas, dijo Siria.

John Kerry.
John Kerry.
Crédito: EFE
Por AP 19 de agosto de 2014

DAMASCO, Siria— El gobierno sirio acusó al secretario de Estado norteamericano John Kerry de mentir al afirmar que hay evidencia "irrefutable" de un ataque con armas químicas a gran escala en Siria, presumiblemente efectuado por el régimen.
Un comunicado difundido por la agencia de noticias estatal siria SANA decía que la insistencia de Kerry en "saltarse" la labor de los expertos de la ONU en Siria muestra que Estados Unidos tiene intenciones deliberadas de aprovechar los eventos.
Kerry dijo el lunes que hay evidencia "irrefutable" de un ataque con armas químicas en Siria, y que la información de inteligencia apunta enfáticamente al gobierno del presidente Bashar Assad como responsable. Agregó que una convención internacional "no se puede violar sin consecuencias".
Sus declaraciones fueron la justificación más clara hasta el momento para una acción militar de Estados Unidos en la nación árabe. Dicha acción, si el presidente Barack Obama decide ordenarla, muy probablemente involucraría el lanzamiento de misiles crucero desde mar contra blancos militares sirios.
El apoyo para alguna clase de respuesta militar internacional probablemente crecerá si se confirma que el régimen de Assad es responsable del ataque del 21 de agosto contra suburbios de Damasco, en el cual —de acuerdo con activistas— murieron cientos de personas. La organización Médicos Sin Fronteras reportó 355 muertos.
El comunicado sirio difundido por la agencia SANA, que actúa como vocera del gobierno, decía también que Kerry había "fabricado" la evidencia al acusar al régimen sirio de no cooperar con la delegación de la ONU y de retrasar su llegada a los sitios supuestamente atacados con agentes químicos.
El equipo de la ONU viajó el lunes a Moadamiye, un suburbio occidental de Damasco presuntamente atacado con armas químicas, donde recolectó muestras y testimonios después de una peligrosa travesía por territorio bajo control rebelde y del gobierno. Su caravana fue baleada, pero los miembros de la delegación resultaron ilesos.
El secretario general de la ONU Ban Ki-moon dijo que instruyó a la jefa de desarme de la ONU Angela Kane para que "presente una enérgica queja" tanto con el gobierno como con representantes de la oposición por el ataque contra el convoy.
El viaje que haría el equipo el martes a otro de los presuntos blancos del ataque químico fue pospuesto un día debido a que los rebeldes del suburbio de Guta no pudieron llegar a un acuerdo para garantizar la seguridad de los representantes de la ONU, dijo el ministro sirio de relaciones exteriores Walid al-Moallem. No ofreció más detalles.