Se tambalea vicepresidente peruano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    El vicepresidente peruano Omar Chehade el 23 de junio en Lima.

    LIMA - El vicepresidente peruano, Omar Chehade, comparece este miércoles ante la Comisión de Etica del Congreso para responder por graves acusaciones de tráfico de influencias, en un episodio que golpea al gobierno de Ollanta Humala, una de cuyas banderas es la lucha contra la corrupción.

    Su comparecencia está programada para las 18:00 hora local, en la que debe presentar sus argumentos de defensa.

    Chehade, quien llegó al gobierno con una aureola de abanderado de la anticorrupción, fue acusado por Guillermo Arteta, entonces general activo de la policía, de tratar de favorecer al grupo empresarial Wong, uno de los más importantes de Perú, mediante el desalojo de una cooperativa azucarera ocupada por sus trabajadores.

    Según Arteta, durante una cena que se llevó a cabo en un restaurante limeño a la que asistieron otros dos generales y un hermano de Chehade, el vicepresidente pidió el desalojo de los trabajadores que ocupan desde hace tres años la cooperativa para ser entregada al grupo de alimentos Wong.

    A esta denuncia se suma otra, en la que Chehade, que es también congresista oficialista, es sindicado de hacer gestiones a favor de la empresa brasileña Andrade Gutiérrez sobre la concesión de la construcción de un tramo de la vía del tren eléctrico de Lima, dejando de lado a la también brasileña Odebrecht.

    El caso ha tomado ribetes de escándalo y ha dado lugar a pedidos de la oposición y de sectores cercanos al gobierno para que Chehade renuncie a su cargo de vicepresidente de la República.

    El gobierno, por su parte, ha admitido que pasa por una situación delicada y que se trata de "una piedra en el camino, indeseable", según lo declaró el sábado el primer ministro Salomón Lerner, para quien Chehade "tendrá que responder a todas las preguntas que le hagan en las comisiones de investigación".