Revoltosos detenidos en Colombia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Electores esperan para votar el Medellín, Antioquia, en las elecciones regionales del 30 de octubre en Colombia.

    BOGOTA - Un total de 31 personas habían sido detenidas hasta este miércoles por la policía colombiana, tras protagonizar violentos disturbios en diversas poblaciones del país en rechazo a los resultados de la elecciones regionales del pasado domingo, informó un comunicado oficial.

    En total se presentaron 25 hechos de protesta en 12 de los 32 departamentos colombianos, con saldo de siete policías heridos, y numerosos daños materiales en edificios públicos y viviendas de algunos candidatos y funcionarios, señaló la policía.

    La policía precisó que 5,000 de sus efectivos fueron desplegados "para atender las alteraciones al orden público luego de las elecciones del pasado domingo", a la vez que se hizo una redistribución de los grupos Antidisturbios en las zonas de mayor afectación post-electoral.

    Varias de las poblaciones afectadas por los disturbios amanecieron este miércoles con toque de queda y ley seca, por decisión de las autoridades locales.

    El martes en la noche, el presidente Juan Manuel Santos ordenó a la Policía y al Ejército intervenir en las localidades afectadas.

    "Di las instrucciones perentorias y contundentes a la Fuerza Pública, no solamente a la Policía, sino al Ejército, para que en aquellas, afortunadamente muy pocas poblaciones donde se han presentado manifestaciones violentas, eso no lo vamos a permitir", dijo.

    "Vamos a tomar medidas preventivas, porque si alguien más quiere acudir a la violencia va a encontrar la contundencia de nuestra Fuerza Pública. No vamos a permitir que esos malos perdedores dejen nuestra democracia y nuestro país mal simplemente porque perdieron las elecciones", señaló.

    Este miércoles, el director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Rodolfo Palomino, dijo a periodistas que las autoridades "investigan la posible infiltración de la delincuencia organizada en las protestas".

    Igualmente señaló que se "judicializará a los protagonistas de los desórdenes" y se avanza en la individualización de los candidatos que habrían promovido asonadas y quema de material electoral.