Presidentes de EEUU que visitaron la Isla de Cuba

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El presidente John Calvin Coolidge (iz.) junto al mandatario cubano Gerardo Machado durante el recibimiento oficial en Cuba en 1928.

    "Una actitud de paz y buena voluntad prevalece entre nuestras naciones. Una determinación para ajustar las diferencias entre nosotros mismos, no por un recurso a la fuerza, sino por la aplicación de los principios de justicia y equidad, es una de nuestras características más fuertes",  afirmaba el trigésimo presidente de Estados Unidos, John Calvin Coolidge, en su único discurso en Cuba, el 16 de enero de 1928.

    Tal vez Barack Obama, en su alocución al pueblo cubano en el Gran Teatro de La Habana, el próximo lunes, retome algunas de las ideas de la intervención de su predecesor ante la VI Conferencia Panamericana, convocada para analizar los asuntos hemisféricos entre mandatarios de la región, aunque las circunstancias y las motivaciones del viaje de Obama son muy distintas a las experimentadas entonces por Coolidge en una república prácticamente naciente.

    Coolidge solo hizo un viaje al exterior durante su estancia en la Casa Blanca entre 1923 y 1929, lo que habla de una política de aislamiento a pesar de las coordenadas de unidad continental, lanzadas por su discurso en La Habana.

    Se conservan varias fotos de aquella visita histórica. Coolidge y su esposa Grace viajaron en caravana desde Washington hasta Key West para abordar el acorazado de guerra USS Texas, que atracó en el puerto de La Habana el 15 de enero de 1928. Una multitud de cubanos le dio un cálido recibimiento.

    Han tenido que pasar 88 años y 65 días para que otro presidente estadounidense llegue a Cuba en visita oficial, aunque en realidad por el territorio de la isla de Cuba -incluyendo la Base Naval de Guantánamo- han pasado otros cinco mandatarios, ex mandatarios y futuros mandatarios de EEUU después que se instauró la nación independiente el 20 de mayo de 1902.


    Franklin Delano Roosevelt visitó en dos ocasiones la Base Naval de Guantánamo durante su mandato.

    El primer presidente estadounidense que pisó el territorio de Cuba fue William H. Taft, en 1911. Taft gobernó Estados Unidos entre 1909-1913 y decidió ir a Guantánamo a supervisar las incipientes construcciones militares en ese territorio ocupado. Antes de llegar a la Casa Blanca, Taft había estado temporalmente en Cuba en funciones de interventor -ostentaba el cargo de Secretario de Guerra- durante la segunda intervención militar de Estados Unidos en la isla, que se extendió entre 1906 y 1909.

    Franklin D. Roosevelt -presidente de 1933 a 1945- le siguió a Taft como visitante de Guantánamo. En dos ocasiones estuvo allí, el 20 de febrero de 1939 y el 4 de diciembre de 1940, ambas travesías a bordo de buques de guerra.

    El 25 de febrero de 1948, Harry S. Truman (1945-1953) pasó por la base de Guantánamo en una visita relámpago, procedente de Puerto Rico y en camino a su casa de recreo en Key West.

    En 1955 estuvo en La Habana Richard Nixon, quien se desempeñaba entonces como vicepresidente de la administración de Dwight D. Eisenhower  (1953-1961). Nixon, que no se convertiría en presidente hasta 1969, viajó para manifestar su apoyo público al dictador Fulgencio Batista Zaldívar, con quien se reunió para brindar por "el mantenimiento de las estrechas relaciones" entre ambos países.

    Jimmy Carter, quien cumplió su mandato en la Casa Blanca entre 1977-1981, realizó una  visita a Cuba en 2002, y luego repitió el viaje en 2011.

    El 12 de mayo de 2002, Carter hizo historia como el primer ex presidente de Estados Unidos en pisar suelo cubano tras la revolución de Fidel Castro. Lo hizo en un momento de espinosas relaciones entre ambos países, agravadas por una política de recrudecimiento de sanciones bajo el mandato de George W. Bush.


    Raúl Castro bromea con Jimmy Carter durante el viaje del ex mandatario estadounidense a Cuba en 2011.

    Durante su estancia, Carter, su esposa Rosalynn y miembros de la Fundación Carter  cumplieron un amplio programa de encuentros con autoridades oficiales y líderes de la disidencia, y pronunció un  discurso televisado en vivo desde el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en el que abogó por la derogación del embargo y cambios políticos internos,  y defendió el Proyecto Varela de Oswaldo Payá Sardiñas como una iniciativa encomiable para  el futuro de la isla.

    Carter resultó profético al afirmar que "este siglo es el apropiado para abrir nuestros dos países a sí mismos".

    En marzo de 2011,  Carter volvió en visita privada por invitación del gobierno de Raúl Castro. Aunque las tensiones entre Washington y La Habana habían amainado con la llegada de Obama a la Casa Blanca, existía un nuevo punto de fricción por el encarcelamiento y condena del contratista Alan Gross.

    Los periódicos de la época recogen también la presencia de Theodore Roosevelt en Cuba, pero en una fecha que el país era aún colonia de España, y "Teddy" era el jefe de un regimiento de caballería con el que desembarcó y enfrentó a las fuerzas del Ejército español en 1898. Roosevelt fue presidente de Estados Unidos entre 1901-1909 y tendría que lidiar desde Washington con dos intervenciones norteamericanas en la isla, pero no volvió a visitarla.

    Barack Obama entrará este domingo en la historia como el segundo presidente estadounidense en funciones que viaja a Cuba y el primero que lo hace tras la implantación de un régimen comunista en el país vecino.