Obama dejó de fumar

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    El presidente Obama, la primera dama Michelle Obama y su madre Marian Robinson en la celebración por Halloween en la Casa Blanca, el 29 de octubre de 2011.

    WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, redujo la tasa de colesterol en su sangre y dejó de fumar, y a sus 50 años tiene una salud excelente, según un informe realizado por su médico personal que fue divulgado este lunes por la Casa Blanca. Según el capitán Jeffrey Kuhlman, médico que trata al mandatario, Obama "no fuma, no es sedentario, su régimen alimentario es saludable, se mantiene en un buen peso para su salud y bebe alcohol de forma moderada". Los análisis médicos de Obama revelaron que el presidente bajó la tasa total de colesterol desde 209 en febrero de 2010 a 193 mg por decililitro de sangre. Entonces el capitán Kuhlman aconsejó a Obama cambiar su régimen alimentario. El médico declaró que el mandatario estaba "libre de tabaco" luego de una larga lucha para dejar el ocasional cigarrillo para combatir el estrés. El facultativo notó la presencia de una "herida bien cicatrizada" en el labio inferior, que se remonta al 26 de noviembre del 2010, cuando el mandatario recibió un golpe mientras jugaba básquetbol y hubo que aplicarle doce puntos quirúrgicos. "El presidente tiene una salud excelente y 'está listo para el servicio'...está en forma a los 50 y permanecerá así más allá", concluyó el especialista. El comunicado reveló que Obama no necesitará usar lentes, que mide 1,85 m y que pesa 82,3 kg. Los presidentes estadounidenses se someten de revisiones médicas de forma periódica para mostrar a los ciudadanos que están en forma para asumir las exigencias del Salón Oval.