“Muerte de Villar es un asesinato”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - Varias organizaciones del exilio cubano en Miami calificaron de asesinato la muerte del disidente Wilman Villar Mendoza, en huelga de hambre tras ser condenado a cuatro años de cárcel, y responsabilizaron de su fallecimiento al Gobierno de la isla. En declaraciones a Efe, Ramón Saúl Sánchez, presidente del grupo del exilio Movimiento Democracia, aseguró que "no hay duda ninguna en la mente de nadie de que se trata de un asesinato". El activista cubano estableció un "triste" paralelismo entre la muerte de Villar y la del preso de conciencia Orlando Zapato Tamayo, quien murió en 2010 tras pasar 85 días en huelga de hambre y sufrir fallos multiorgánicos. Saúl Sánchez denunció que el "régimen castrista le encerró (a Villar) desnudo en una celda de castigo, húmeda y muy fría, donde contrajo la neumonía" que le costó la vida. "Murió definitivamente por defender los derechos humanos. Era un hombre de convicciones éticas", aseveró el activista. En cuanto a la próximo visita de Benedicto XVI a la isla, prevista para antes de la Semana Santa, Saúl Sánchez reclamó que el papa tiene la obligación moral de "abogar por los presos políticos cubanos y porque cese la represión brutal contra la oposición cubana". El presidente del Movimiento Democracia respaldó el viaje del papa a la isla con el compromiso de reunirse con los "opositores cubanos y, especialmente, con las Damas de Blanco". El grupo del exilio planea organizar una flotilla frente a las costas de Cuba para celebrar la vista del papa, una operación que estará presidida "triste y simbólicamente por la imagen de Wilman Villar", explicó Saúl Sánchez. Por su parte, el Directorio Democrático, expresó también su repulsa por el "asesinato" del disidente cubano. "Decimos asesinato porque Wilman era un miembro de la resistencia interna a través de la Unión Patriótica Cubana y fue llevado a prisión injustamente, condenado sin garantías procesales y confinado en una celda de castigo sin ropa ni agua", señaló la organización en un comunicado. La intención del régimen, con esta "forma de tortura", era "quebrar su decisión de permanecer en huelga de hambre como protestas ante la injusticia cometida contra él", agregó el Directorio Democrático. Esta organización del exilio responsabilizó directamente de la muerte de Villar al "viejo sistema criminal de los hermanos (Fidel y Raúl) Castro", que intentó aplastar a un "joven que se opuso a la injusticia y lo demostró entregando su vida por el bien de su patria". "Prefirió morir con dignidad que vivir con humillación", aseguró.