Marcha de México a Washington

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    El líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, el poeta mexicano Javier Sicilia, se dispone a colocar un ramo de flores en un altar en memoria de las más de 40,000 víctimas de la violencia en la Plaza del Angel de Ciudad de México el domingo 31 de octubre.

    LOS ANGELES - El poeta Javier Sicilia, quien lideró varias caravanas contra la violencia en México, dijo en Los Angeles que quiere reanudar la marcha "desde el otro lado del problema": con otra caravana, ahora desde la frontera hasta Washington, para exigir el fin de la guerra contra las drogas.

    Sicilia, ganador en 2009 del premio de poesía Aguascalientes -el más prestigioso en México-, escribió sus últimos versos este año tras el asesinato de su hijo Juan Francisco a los 24 años. "El mundo ya no es mundo de la palabra / nos la ahogaron adentro": así puso punto final a su escritura, cuando su hijo y seis personas más fueron torturados y asesinados en marzo en Cuernavaca por miembros del crimen organizado en su país.

    Desde entonces, Sicilia transformó la poesía en acción ("el artista es la voz de la tribu", dice) y ha encabezado varias caravanas a lo largo de México para exigir el fin de la estrategia antidrogas del gobierno, financiada en parte por Estados Unidos y que ha dejado unos 50,000 muertos desde 2006.

    La protesta itinerante iría "desde El Paso, Texas, hasta Washington", dijo Sicilia a la AFP. "Es un sueño, pero se puede hacer, tal vez el año que viene (...). Sería lo mismo, pero esta vez desde el otro lado del problema".

    Una caravana así "tendría un gran impacto" para sensibilizar a los estadounidenses sobre el fracaso de la guerra contra las drogas lanzada hace 40 años por el entonces presidente Richard Nixon, y sobre las consecuencias que tienen las políticas de Washington sobre su país vecino.

    La violencia desatada en México por las luchas intestinas de los carteles, y entre los carteles y las fuerzas del orden, ha dejado unos "50,000 muertos, 10,000 desaparecidos y 120,000 desplazados", dijo el poeta en el marco de la Conferencia para la Reforma de la Política sobre las Drogas, organizada entre otros por la Drug Policy Alliance, que lleva 20 años abogando por la descriminalización de la marihuana.

    "Estas cifras equivalen a las que tienen en Washington en el muro de Vietnam", aseguró Sicilia, que luce abatido y lleva un rosario al cuello. "Y los norteamericanos tienen responsabilidades grandes frente a nuestros muertos", advirtió.

    En primer lugar, porque Estados Unidos es el primer consumidor de drogas, dijo el poeta, pero también "porque tiene una industria legal, que es la de las armas, que está armando a la delincuencia mexicana". Y además por "la Iniciativa Mérida que sostiene la guerra", explicó, refiriéndose al plan del gobierno estadounidense de apoyo a la lucha antidrogas en su país.