Manto de silencio sobre Ministro del Interior de Cuba

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Raúl Castro junto a la plana mayor de generales y comandantes históricos, en ausencia de Fernández Gondín.

    El gobierno cubano celebró este lunes el 55 aniversario de la creación de su principal brazo de vigilancia y represión interna, el Ministerio del Interior (MININT), en un acto presidido por Raúl Castro, pero sin la presencia del titular del organismo.

    El General de División Carlos Fernández Gondín, de 77 años, nombrado al frente del MININT el pasado octubre tras la renuncia de su antecesor, el General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra, no asistió al acto de celebración ni el motivo de su ausencia fue mencionado por los oradores de la jornada, lo que parece confirmar las versiones extraoficiales sobre su precario estado de salud.

    Su puesto, al lado de Raúl Castro en el lunetario de la Sala Universal de las Fuerzas Armadas, fue ocupado por el viceministro primero del MININT, Julio César Gandarilla Bermejo, quien tuvo a su cargo la lectura de una carta de felicitación del gobernante a los miembros del organismo. Gandarilla Bermejo, quien se desempeñó antes como jefe de la Contrainteligencia Militar, podría convertirse en ministro del Interior en caso de que Fernández Gondín no regresara al mando.

    En la comitiva presidencial estaban también el ministro de las Fuerzas Armadas (FAR), Leopoldo Cintra Frías; los viceministros de las FAR, Ramón Espinosa y Alvaro López Miera; el Comandante de la Revolución y ex ministro del Interior, Ramiro Valdés Menéndez; y José Ramón Machado Ventura, vicepresidente del Consejo de Estado.

    Raúl Castro (izq.) condecora al General Fernández Gondín como Héroe de la República de Cuba, el pasado noviembre.

    No estuvo tampoco en el acto el ex ministro Colomé Ibarra, al frente del organismo entre 1989-2015,  aunque una foto del sitio oficial Cubadebate lo identificó erróneamente en el grupo de la presidencia. El pie de foto fue luego corregido.

    "Que Fernández Gondín haya estado ausente del acto central por el aniversario del MININT es realmente una evidencia de la gravedad de la situación", comentó el periodista Juan Juan Almeida, hijo del Comandante Juan Almeida Bosque (1927-2009)  y exiliado en Miami desde 2010.

    Fernández Gondín tampoco participó horas antes en la ceremonia de ascenso al grado de mayor y teniente coronel a 34 combatientes del MININT, efectuada en la ciudad de Bayamo, en la provincia oriental de Granma. En el acto, en la Plaza de la Patria de Bayamo, habló el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías.

    Foto publicada por el sitio Cubadebate identificando erróneamente al General Abelardo Colomé Ibarra como asistente al acto.

    La prensa oficial no ha hecho ninguna referencia a su desaparición de los eventos oficiales, incluyendo el VII Congreso del Partido Comunista, celebrado el pasado abril.

    Fernández Gondín fue combatiente de la lucha clandestina y se incorporó al Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País. Luego de la victoria revolucionaria se desempeñó en diversos cargos en las FAR hasta pasar a sustituto del jefe de la Dirección de Contrainteligencia Militar. Figuró en el tribunal militar que juzgó al general Arnaldo Ochoa, fusilado por alta traición en 1989.

    A finales del pasado marzo, Juan Juan Almeida reportó en una columna para Martí Noticias que un accidente cerebrovascular había afectado a Fernández Gondín y obligó a hospitalizarlo de urgencia, luego que un altercado por un supuesto robo y venta de documentos confidenciales de la entidad.

    Al parecer, los documentos contienen información sobre operaciones de Cuba en el exterior, datos acerca de dirigentes y referencias a personas que están escondidas o refugiadas dentro de Cuba.

    Juan Juan también reveló que supuestamente los principales imputados en el escándalo son el Coronel Carlos Emilio Monsanto y el Mayor Ernesto Villamontes, quienes están siendo procesados en una mansión convertida en centro de interrogatorio, en el reparto habanero Siboney, y apuntó que la investigación salpicaría a la esposa del General Colomé Ibarra y  a familiares cercanos al propio Castro.

    Agregó que la investigación implicaría a construcciones de apartamentos de lujo en Panamá y supuestos vínculos comerciales con el ex presidente de Panamá,  Ricardo Alberto Martinelli, y las empresas Country Max.SA y Nulato Comercial, ambas panameñas.

    En las palabras de clausura del acto, el vicepresidente Machado Ventura llamó a los miembros del MININT a estar vigilantes ante "todo aquello que atente contra la unidad nacional o la justicia social, pilares de nuestro socialismo".

    "No reaccionar con la prontitud que un problema requiere, ya sea por ingenuidad, o peor aún, por descuido, desidia o indiferencia, puede costar muy caro a nuestro pueblo". aseveró Machado Ventura.

    La ceremonia estuvo dedicada al cumpleaños 90 de Fidel Castro, y al aniversario 60 del desembarco del yate Granma y de las FAR.

    En el acto se encontraban los cinco espías cubanos que cumplieron largas condenas en cárceles de Estados Unidos y que, tras su regreso a la isla, fueron condecorados por Raúl Castro como Héroes de la República de Cuba.