La huella de Andrew

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - A su paso quedaron grandes dolores, enormes pérdidas y también muchos recuerdos, la mayoría tristes pero otros de esperanza.

    La historia del sur de la Florida quedó marcada para siempre por el huracán Andrew, que desató sus vientos de 165 millas por hora un 24 de agosto de 1992, dejando 65 muertos, decenas de miles de damnificados y 27 mil millones de dólares en daños a casas y negocios.

    Aquí en Telemundo 51 hemos elaborado estos reportajes especiales que sirven como testimonio de épocas pasadas pero también como advertencia mirando hacia el futuro.

    Los vientos huracanados de Andrew dejaron al descubierto múltiples defectos en el código de construcción de Miami-Dade, donde volaron muchos techos sujetados con tornillos y clavos demasiado cortos y débiles.

    Pero más que otro aspecto, tal vez el efecto más duradero de Andrew será el de haberle cambiado a los residentes del sur de la Florida su perspectiva ante la vida, al demostrar que la Madre Naturaleza puede ser cruel y destructora cuando así lo desea.

    En resumen, le agarramos miedo y respeto a los huracanes, y eso es bueno.