Jornada sangrienta azota Miami

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - Un fin de semana sangriento en Miami se extendió hasta el lunes cuando un joven hispano de 17 años fue baleado en la calle al salir de su casa en Wynwood, al noroeste de Miami. Según la policía, los disparos procedían de un carro en marcha desde donde uno o varios individuos hicieron fuego con un fusil automático AK-47. El incidente es apenas el último de una saga que azotó Miami en las últimas horas. El domingo otro joven de 16 años recibió dos balazos al salir de su casa en el noroeste de Miami, mientras que el sábado un adolescente perdía la vida abatido a tiros en Liberty City. Las autoridades piden la cooperación de la población con el objetivo de recabar la información necesaria para poder atrapar a los delincuentes.