Izquierda radical gana elecciones en Grecia

Izquierda radical gana elecciones en Grecia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El líder de Syriza, Alexis Tsipras (derecha), durante la reunión con el presidente del partido de derecha nacionalista Griegos Independientes, Panos Kamenos.

    ATENAS, Grecia - El partido radical de izquierda griego Syriza obtuvo el lunes los apoyos que necesitaba para formar gobierno, forjando una sorprendente alianza con un pequeño partido de derechas que podría provocar a una confrontación por el rescate financiero al país.

    Aunque la alianza entre las dos formaciones ideológicamente opuestas, que comparten su oposición al plan de rescate, fue una sorpresa, impulsó los mercados de valores europeos que habían caído tras los inciertos resultados electorales y el temor a unos segundos comicios. En las operaciones matinales del lunes en Atenas, las acciones habían caído hasta un 4%.

    El derechista Griegos Independientes dijo que respaldaría al líder de Syriza, Alexis Tsipras, para su nombramiento como primer ministro, ya que no alcanzó la mayoría necesaria para gobernar en solitario en las elecciones del domingo.

    "A partir de este momento, el país tiene gobierno. Griegos Independientes da un voto de confianza al primer ministro Alexis Tsipras", dijo el líder de la formación, Panos Kammenos - sin aclarar si se uniría en coalición o apoyará un gobierno en minoría.

    Tsipras prometió renegociar los acuerdos de rescate a Grecia, pero dijo que tomaría medidas unilaterales contra los prestamistas de otros países de la eurozona.

    Con el 99.8% de los votos escrutados, Syriza obtiene 149 escaños, de los 300 que componen la cámara, tras recibir el 36.3% de los votos. Los conservadores obtuvieron el 27.8% de los apoyos y el partido de ultraderecha Aurora Dorada fue el tercero más votado con el 6.28%.

    La elección de Tsipras de negociar con Griegos Independientes -un partido alineado en Europa con el Partido por la Independencia de Gran Bretaña- en lugar de con el centrista To Potami causó preocupación, ya que podría suponer asumir una línea dura en las negociaciones con los prestamistas.

    El responsable de planificación financiera de Syriza, Giorgos Stathakis, confirmó el lunes que el nuevo ejecutivo no tiene planes para reunirse con los negociadores de la "troika" -formada por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional- y que en su lugar buscará conversar directamente con los gobiernos.

    El voto de los griegos fue a parar al partido de izquierdas, otrora marginal, tras cinco años de duras medidas de austeridad exigidas por el rescate de $268,000 millones que dejó a cientos de miles de personas sin trabajo y a casi un tercio de la población sin seguro sanitario.

    Miles de seguidores se reunieron en el centro de Atenas para ver el discurso de Tsipras, de 40 años, luego de que sus rivales reconocieron reconociesen su derrota.

    "El pueblo griego ha hecho historia", dijo entre vítores. "Grecia deja atrás la austeridad catastrófica, el miedo y el gobierno autocrático".

    En el exterior de una tienda de campaña del partido en el centro de la capital, seguidores se abrazaban y bailaban celebrando el resultado de la votación.

    "Es como si volviésemos a nacer y por fin sentimos algo de esperanza", dijo Litsa Zarkada, una ex trabajadora de limpieza del gobierno. "Nos echaron a la calle justo antes de que pudiéramos cobrar nuestra pensión. Hemos pasado por muchas cosas".