Miami tendrá nuevo Museo de Ciencias

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - El nuevo Museo de Ciencias de Miami, que sorprende por su revolucionario diseño, tendrá una clara orientación a la astronomía y la vida marina y será uno de los más innovadores de su tipo cuando se abra al público en 2015. La excepcionalidad de este museo de 2,300 hectáreas, cuya construcción comenzó el pasado fin de semana, radica tanto en su diseño y estructura, obra de la firma Grimshaw Architects, como en el proyecto, que contempla la creación de espacios temáticos y de ocio con tecnología innovadora y aplicación de energías renovables. "Este museo es una gran ocasión para que Miami combine diversión y tecnología e ilustre sobre el futuro y destino cosmopolita" de esta ciudad, aseguró a Efe Gillian Thomas, presidenta del museo, quien aseguró que su visita será una "experiencia memorable". Tras expresar su entusiasmo por el emplazamiento del edificio, en el denominado Parque de los Museos, a orillas de la bahía de Cayo Vizcaíno, en el centro de la ciudad, Thomas resaltó que, quizá más que de un museo, se trata de una "exhibición viva". "Cada componente del edificio es una exhibición viva y, al mismo tiempo, una espacio enfocado en los principios de sostenibilidad, cuidado del medioambiente, salud, bienestar, ejercicio físico y nutrición", precisó. En ese sentido, dijo que posiblemente se trata de uno de los museos más innovadores de su tipo en el mundo, "en términos de la mezcla tan especial de cosas" que ofrece: desde un acuario con capacidad para 2,200 metros cúbicos de agua hasta un planetario de observación espacial con una cúpula de efecto 3D. Además, prosiguió, las instalaciones contarán con dos áreas expositivas, cafés, un centro donde se impartirán cursos sobre temas vinculados a la investigación espacial, zonas de recreo para pasear en bicicleta y hasta un huerto en el tejado para el cultivo de fruta y verdura. Pero es sin duda el sorprendente diseño del acuario uno de los grandes aciertos del nuevo museo, que lleva el nombre de Patricia y Philip Frost, una pareja de filántropos estadounidenses que ha donado 35 millones de dólares para su construcción, que tendrá un coste de unos 300 millones de dólares. El diseño del acuario responde al intento de plasmar el hábitat natural de los arrecifes coralinos de la costa de Florida y la importancia de la corriente principal del Golfo de México, a solo 40 kilómetros del litoral del estado. "Es un tanque (acuario) muy especial, único, nunca se ha construido algo así y representa la corriente del Golfo, un gran cuerpo de agua sin paredes", explicó la responsable del museo, quien alabó la forma de su diseño, sin ángulos, "como una copa de martini", trató de describir. La idea es que los rayos del sol penetren en el agua y envuelvan en luz a los peces que viven en el acuario, probablemente tiburones y atunes, comentó la también gerente general del museo. Otro de los planteamientos más innovadores de los arquitectos es dotar al edificio de un sistema de energía solar y eólica y utilizar hasta la presencia de los visitantes como fuente de energía. Diseñado y construido para resistir el impacto de huracanes de categoría mayor, si algo diferencia también a este museo de otros de su tipo es que "refleja la personalidad de Miami, la diversidad de su población", subrayó Thomas, y apuntó que los planes son que la construcción esté terminada en 2014 y pueda abrirse al público en 2015. La construcción del nuevo museo tendrá un coste de unos 300 millones de dólares, de los cuales 165 millones serán aportados por el condado de Miami-Dade y otros diez procederán de subvenciones de la Fundación John S. and James L. Knight. Hasta el momento, la directiva del museo ha recibido para iniciar las obras unos 70 millones de los 100 millones de dólares que aspira a recaudar de fondos privados.