Indigna maltrato a osa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las autoridades mexicanas liberaron a la osa, después de que fue capturada violentamente.

    MEXICO.- Una fotografía en la que personal de Bomberos y Protección Civil sostiene a una joven osa atada mientras tira de sus orejas ha causado indignación en México y sanciones para los involucrados. La población de osos negros está recuperándose en el país tras ser diezmada a un punto cercano a la extinción hace 40 años. Y después de dos años de sequía, de incendios y de un clima cálido, grandes números de estos animales deambulan hacia áreas pobladas, donde enfrentan antiguas prácticas de captura y carnadas envenenadas que se remontan a las épocas de cacería indiscriminada. La osa de tres años y medio se recupera de las lesiones que sufrió en la boca y las pezuñas al ser capturada esta semana por vecinos del lugar y entregada a bomberos voluntarios y trabajadores de defensa civil. El animal fue localizado en las afueras de Zaragoza, una ciudad en el estado fronterizo de Coahuila, a unas 30 millas al suroeste de Eagle Pass, Texas. Fueron los trabajadores de emergencia los que decidieron "festejar" la captura con una fotografía que alguien distribuyó posteriormente en las redes sociales, la cual mostraba a la indefensa osa con sangre en la boca, así como las patas extendidas por medio de cuerdas. Un hombre le jalaba las orejas. Juan Elvira Quesada, secretario federal del Medio Ambiente, consideró indignante lo sucedido y dijo que se aplicará todo el peso de la ley sobre esas personas. El titular de la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente de Coahuila, Javier de Jesús Rodríguez, indicó que se multó con 15,000 pesos (1,170 dólares) tanto a los bomberos voluntarios locales como a la oficina de defensa civil. Dijo que la multa fue aplicada en forma colectiva, en lugar de a individuos específicos. Consideró que la sanción económica fue baja debido a que el animal estaba en buenas condiciones. Rodríguez explicó que una larga sequía ha generado un incremento en el número de osos en zonas urbanas. El funcionario dijo que el gobierno liberó el viernes a la osa negra en las montañas circundantes, cerca de donde fue capturada en las laderas de la Sierra de la Burra, una zona conocida por su enorme población de osos. El procurador indicó que los residentes fueron quienes la ataron. Personal de protección civil y de bomberos llegó al lugar y, en vez de intervenir adecuadamente, se unió al maltrato. Fue ahí donde cometieron el error de fotografiar al animal y permitir que continuara atado, agregó Rodríguez.