Huellas de Una Crisis

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En el Sur de la Florida aún quedan bunkers y misiles de la época de la crisis entre Estados Unidos y Cuba. (Publicado viernes 12 de febrero de 2016)

    Siempre he sentido fascinación por los lugares congelados en el tiempo. Algunos lugares guardan historias de momentos donde el mundo estuvo al borde de un precipicio, y a veces esos lugares, sin saberlo, los tenemos en nuestro patio. Literalmente.

    Octubre 1962: El Presidente John F Kennedy confronta a la extinta Unión Soviética con evidencia fotográfica de misiles nucleares en Cuba. Estos misiles nucleares tenían la capacidad de llegar fácilmente a Washington DC, Nueva York o Palm Beach. Sí, ¡Palm Beach!. Lugar donde la familia Kennedy tenía una casa. La "Casa Blanca Invernal", como la llamaban, frecuentemente albergaba al Presidente Kennedy. Diez meses antes, en Diciembre del ‘61, la CIA terminó de construir un bunker que resguardaría la vida del presidente y desde donde guiaría los destinos del mundo libre en caso de un estallido nuclear y de él encontrarse ahí, en Palm Beach.

    Si bien la crisis de los misiles fue superada, y Krushchev y Kennedy llegaron a un acuerdo, la desconfianza reinaba. Esta desconfianza llevó a Estados Unidos a construir bases militares de misiles nucleares. Algunas de estas bases, si bien no están operativas, siguen en pie y fueron construidas en el Sur de la Florida y en pleno Parque Nacional de los Everglades.

    En nuestra serie especial "Huellas de Una Crisis" los quiero llevar a estos lugares históricos. Congelados en el tiempo. Lugares que fueron testigo de un momento en que el mundo estuvo a punto de perder su "humanidad".