Hospitalizan a disidente cubano tras ocho días de ayuno

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Guillermo Farinas fue hospitalizado de urgencia este mediodia en Santa Clara (Publicado jueves 28 de julio de 2016)

    El disidente cubano Guillermo Fariñas fue internado este jueves en una sala de terapia intensiva del hospital de la ciudad de Santa Clara, en el centro de la isla, tras cumplir una semana en huelga de hambre y de sed, informó una fuente familiar.

    Fariñas, premio Sájarov 2010 del Parlamento Europeo por la defensa de los derechos humanos, perdió el conocimiento este mediodía y se encuentra internado en el hospital provincial "Arnaldo Milián Castro" porque "está muy deshidratado", según dijo su esposa, Wendy Castillo.

    "El médico dice que él necesita cuidados intensivos", añadió Castillo y recordó que el organismo de Fariñas arrastra el deterioro de otros ayunos similares que ha realizado en años anteriores con diversas demandas.

    El miércoles, en conversación telefónica desde su domicilio en Santa Clara, Fariñas explicó que era su séptimo día en ayuno total y dijo sentir "cansancio, somnolencia y dolor intercostal".

    Guillermo Fariñas, que actualmente coordina el ilegal "Frente Antitotalitario Unido" (FANTU), se declaró en huelga de hambre y de sed el pasado 19 de julio en protesta por los malos tratos que, según aseguró, supuestamente recibió de agentes policiales cuando acudió a interesarse por un opositor detenido.

    La protesta de Fariñas busca, asimismo, que el Gobierno de la isla dialogue con la disidencia.

    Esta medida también se vincula a la huelga de hambre que realiza un grupo de disidentes encabezados por el coordinador juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en la provincia oriental Santiago de Cuba, Carlos Amel Oliva, desde hace 16 días.

    Guillermo Fariñas, de 54 años, acumula desde 1995 un historial de más de 20 huelgas de hambre.

    Las más recientes hasta ahora databan de 2010, cuando mantuvo cien días de ayuno, la mayor parte de ellos hospitalizado, para pedir al Gobierno la liberación de opositores presos enfermos.

    El Gobierno de Cuba considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios".