Piden justicia para niña muerta

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bree Ann Marie Camacho rompió su silencio. Su hermana Kaely Camacho, de 13 años, murió en un accidente ocurrido el 13 de abril. Bree Ann Marie iba en el auto junto a su padre, pero salió ilesa. Este martes se sabrá si al acusado como responsable de la muerte de Kaely, Sandor Guillén, se le reducirá la fianza de un millón de dólares. Bree Ann Marie pidió en un video publicado en su página de Facebook el domingo, firmar la petición en contra de la reducción de la fianza de Guillén. Guillén, de 38 años, está tratando de que se le reduzca la fianza por los cargos de: homicidio involuntario, homicidio bajo la influencia de drogas o alcohol (DUI) y abandonar la escena de un accidente. “En este momento, este hombre, tiene una fianza fijada en un millón de dólares, lo cual es un récord estatal en la Florida. Pero ahora está tratando de reducirla. Eso no puede pasar, perdí a mi hermana por su causa", dice la joven en el video. De acuerdo a la información policial Guillén estaba manejando a 100 mph en una zona de 40 mph, en el accidente del 13 de abril en el que falleció la adolescente, Kaely. Si se le reduce la fianza Guillén podría estar bajo arresto domiciliario, no se le permitiría conducir ni tomar bebidas alcohólicas. Tendría que entregar su pasaporte. Camacho viajaba en la furgoneta de su familia con su padre y su hermana, a la altura de la Calle 184 del suroeste cerca del South Dixie Highway cuando su automóvil fue golpeado por un Range Rover conducido por Guillén, informó la policía. “Cuando llegué al Centro de Trauma Ryder, mis padres me dijeron que mi hermana había muerto. Ella tenía sólo 13 años", dice Bree Ann Marie en su video. Al funeral de Kaely asistieron 2,300 personas. “Incluso si usted no me conoce, puede salvar vidas. Esto no debe suceder. Tenemos que detener a las personas que conducen ebrias”, manifestó la adolescente.