Hallan pornografía infantil en teléfono de comisionado de Opa-locka

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Las nuevas revelaciones sobre un comisionado del sur de la Florida que aparentemente se quitó la vida días atrás resultan un escándalo mayor que las implicaciones de corrupción por las que era investigado.

    Terance Pinder, comisionado de Opa-locka, tenía pornografía infantil en su teléfono celular, según informó NBC.com a partir de documentos obtenidos durante la investigación policial.

    Pinder murió la semana pasada después de estrellar su vehículo contra un árbol cerca del aeropuerto de Opa-locka, justo cuando iba a entregarse por acusaciones de soborno.

    Una orden de registro a la que tuvo acceso NBC 6 examinó los récords policiales durante su investigación de soborno e indicó que las imágenes halladas en el teléfono de Pinder obligaron a los detectives a tomar acción inmediata. La jueza  Christina Miranda había concedido la orden de registro para el teléfono móvil del comisionado.

    El investigador escribió: "... Mientras se conducía un de un examen forense para las pruebas relacionadas con soborno, Det. Arias observó imágenes sospechosas de pornografía infantil. Una menor por debajo de la edad de 13 años participando en sexo oral. Una niña de 5 años, y otra menor de 10 años, también se observaron en las imágenes del teléfono celular".

    Algunas de las imágenes  halladas son demasiado gráfico para describirlas.

    "Creo que es muy triste. Lo vi un par de veces. Parecía agradable para mí. Es triste lo que pasó", dijo Darla Johnson, empleado de Opa-locka.

    Los documentos muestran que, a pocas horas de que experto forense de la Policía de Miami Beach hallara las imágenes, el detective principal del caso pidió a la jueza Miranda otra orden de registro con el propósito de revisar el apartamento de Pinder en Opa-locka.

    Los investigadores querían ver lo que había en su ordenador, CD y unidades de memoria flash, y cualquier  otra cosa que también puediera contener pornografía infantil.

    La jueza les permitió ir en a la búsqueda en la vivienda.

    Estas órdenes de registro fueron ejecutadas en marzo y fue entonces cuando el material fue hallado en su teléfono celular.
    No está claro si Pinder conocía del hallazgo policial en su teléfono  o sospechaba que  los detectives estaban tratando de investigar.