Golpe a delincuencia en Brasil

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Un motociclista cruza un puente peatonal frente a la 'favela' de Rocinha, la mayor de Rio de Janeiro.

    RIO DE JANEIRO - La policía brasileña confirmó en la madrugada de este jueves el arresto de 'Nem', el jefe del narcotráfico de la 'Rocinha', la mayor favela de Rio de Janeiro, y se prepara para reconquistar el control de la zona en los próximos días.

    El narcotraficante Antonio Bonfim Lopes, conocido como 'Nem', "era considerado uno de los delincuentes más buscados de Rio de Janeiro" y "fue detenido hacia la medianoche en el barrio de Lagoa, zona sur, cuando huía de la favela en un coche con otros dos hombres", precisó la policía en un comunicado.

    Unas horas antes, la policía federal informó del arresto de dos supuestos narcotraficantes, entre ellos uno conocido como 'Coelho', brazo derecho de 'Nem', así como de la detención de 13 funcionarios policiales que escoltaban a los dos narcos con armas largas y granadas.

    La policía se apresta a ocupar la Rocinha y la favela vecina de Vidigal en los próximos días, según informaciones de prensa y algunos moradores.

    "No revelamos con anticipación la fecha de instalación de Unidades de Policía Pacificadora" en las favelas, se limitó a decir un portavoz de la secretaría de Seguridad del estado de Rio consultado por AFP. Los retenes instalados desde hace dos días en 'Rocinha' "son operaciones de rutina", sostuvo.

    La 'Rocinha', con más de 120,000 habitantes, sería la decimonovena reconquistada por la policía de manos de los traficantes, que las controlan desde hace 30 años.

    El miércoles al amanecer, al igual que el día anterior, unos 50 hombres de las tropas de choque de la Policía Militar instalaron un retén en una de las vías de acceso a la 'Rocinha' para inspeccionar todos los 'autos' que entraban y salían.

    Desde 2008, las autoridades del Estado de Rio de Janeiro, uno de los más violentos de Brasil, iniciaron una carrera contrarreloj para pacificar los barrios estratégicos de la ciudad para el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.