Flotilla del exilio zarpa hacia Cuba

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - Una flotilla de siete embarcaciones con activistas exiliados a bordo zarpa este martes desde Cayo Hueso hacia aguas internacionales, para mostrar su apoyo a la oposición interna frente a las costas de Cuba coincidiendo con la estancia del papa en la isla. Los primeros en zarpar serán cinco barcos del grupo Movimiento Democracia, con unos cuarenta activistas a bordo, que en las próximas horas llegarán a la zona donde tienen previsto permanecer durante toda la noche, y que se encuentra a unos 19 kilómetros de las costas de Cuba. Ya entrada la noche la organización de exilio cubano enviará otras dos embarcaciones, con unas setenta personas, que se situarán también cerca del límite de las aguas jurisdiccionales cubanas. Desde allí tienen previsto lanzar esta noche fuegos artificiales como señal de bienvenida a Benedicto XVI a Cuba, quien llegó el lunes a la isla, y permanecerán en la zona hasta el miércoles, cuando el papa oficiará una misa en la Plaza de la Revolución de La Habana. Finalizada la ceremonia religiosa, los exiliados arrojarán manojos de flores al agua en reconocimiento de los compatriotas que fueron fusilados desde 1959 por el régimen castrista y de aquellos que murieron en el intento de alcanzar las costas de Florida. El pasado 9 de diciembre la misma flotilla, denominada "Luces de la libertad", lanzó fuegos artificiales en aguas internacionales cercanas a Cuba, en apoyo a la disidencia interna y a la "oposición no violenta" en la isla. Con la iniciativa de este lunes se pretende celebrar la visita del papa y "recordarle que también hay una diáspora que cree en Dios y a la que no se le permite entrar a su patria", dijo a Efe Norman del Valle, vicepresidente de la organización. El viaje papal coincide con el Año Jubilar 2012 en Cuba para festejar el cuarto centenario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de la isla. Los medios de Cuba, todos oficiales, destacaron ampliamente la llegada de Benedicto XVI a la isla caribeña el lunes y sus primeros actos en la ciudad oriental de Santiago. La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), formada por medio centenar de organizaciones de dentro y fuera de la isla, denunció el lunes en un comunicado que sólo los "comunistas podrán participar en las misas". Según las Damas de Blanco, un grupo de mujeres que piden la libertad de los presos políticos cubanos, "se le está impidiendo a las personas de la oposición interna que puedan participar" en las misas que oficiará el papa. La información fue recogida en el centro abierto en Miami por la ARC para apoyar a la disidencia interna e informar de cualquier "acción represiva" con motivo de la visita del papa a Cuba. De acuerdo con esta información, se han producido numerosas detenciones de disidentes y "sólo en la región oriental han ocurrido más de 140 arrestos arbitrarios y varias decenas de activistas se encuentran detenidos en sus respectivos hogares". "El Gobierno cubano está recogiendo a los pordioseros, alcohólicos y mendigos para que el santo padre vea otra imagen de Cuba", afirmó desde La Habana Berta Soler, líder de las Damas de Blanco.