Revisarán voto de inmigrantes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    MADISON, WISCONSIN - JUNE 5: Voters cast their ballots in a recall election for the governor and lieutenant governor at the Wil-Mar Neighborhood Center June 5, 2012 in Madison, Wisconsin. Milwaukee Mayor Tom Barrett, a Democrat, is trying to unseat Republican Governor Scott Walker in the recall election. Opponents of Walker forced a recall election after the governor pushed to change the collective bargaining process for public employees in the state. (Photo by Andy Manis/Getty Images)

    Este lunes es la fecha límite para que los residentes de la Florida se inscriban para votar en las próximas elecciones primarias o para cambiar su afiliación de partido. Las elecciones primarias de EEUU y la elección de la Cámara y del Senado del estado, tendrán lugar el 14 de agosto. Sólo los residentes inscritos en un partido político pueden votar en las primarias de su partido. Las nuevas aplicaciones de los votantes o el cambio de los registros de los partidos deben enviarse antes del 16 de julio con el fin de calificar y poder participar. Los residentes deben tener 18 años o más, ser ciudadanos de los EEUU y vivir en la Florida con el fin de poder votar. En algunos lugares se mantendrá abierto hasta este lunes en la tarde para inscribir a los votantes.

    Cuestionarán el derecho al voto de los inmigrantes

    En una victoria para los republicanos, el gobierno federal ha accedido a que Florida use una base de datos policial para cuestionar el derecho al voto de quienes sospeche no son ciudadanos de Estados Unidos. El acuerdo, anunciado en una carta al gobernador republicano Rick Scott, la cual fue obtenida por The Associated Press, otorga al estado acceso a una lista de residentes no ciudadanos mantenida por el Departamento de Seguridad Nacional. El gobierno de Barack Obama había rechazado el pedido de la Florida durante meses, pero desistió después que un juez falló a favor del estado en una cuestión relacionada con la purga de votantes. Grupos defensores de los derechos de los votantes, aunque admiten que los no ciudadanos carecen de derecho al voto, han manifestado alarma de que se usen esos datos para un propósito distinto del original: purgar las listas de votantes de personas no elegibles. Sostienen que las purgas de votantes a menos de cuatro meses de una elección presidencial podrían no dejar tiempo suficiente como para corregir errores derivados de datos equivocados u otros problemas.