Sentencian a excomisionada hispana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Vista exterior de la cárcel del Condado Organge, en Orlando.

    ORLANDO - Una excomisionada hispana que se había declarado sin oposición a los cargos criminales por corrupción política en su contra fue sentenciada el jueves a 22 meses de cárcel y cuatro años de probatoria por una corte de Florida. Mildred Fernández, de 65 años y la primera puertorriqueña en ocupar un asiento en la junta de gobierno del condado Orange, en la Florida Central, fue arrestada el 27 de abril de 2010 en los cuarteles de su campaña electoral por la alcaldía de ese condado. Fernández había sido captada en un vídeo cuando recibía 5,900 dólares en efectivo como contribución a su campaña de manos de un supuesto contratista, que en realidad era un agente encubierto del Departamento de Policía de Florida (FDLE, en inglés). "Creo que usted tomó una buena decisión al no contender los cargos en su contra, y no enfrentarse a un jurado", le dijo el juez Jeffrey Arnold a Fernández poco antes de sentenciarla con la pena recomendada por la fiscalía del noveno distrito judicial de los condados Orange y Osceola, para luego añadir: "usted es una persona buena que tomó una mala decisión". Durante la audiencia en una sala repleta de simpatizantes y familiares de la acusada, y que duró unas cinco horas y media, el abogado de Fernández, Tony Suárez, intentó persuadir al juez de que condenara a su clienta a libertad condicional y servicio comunitario dada la reconocida labor social y altruista de Fernández, así como los riesgos a su salud de ir a la cárcel. Poco antes de escuchar su sentencia, Fernández se dirigió al juez y dijo que el proceso había sido "un circo casi fatal para mi y siento un profundo arrepentimiento de lo que esta situación se haya convertido para mis constituyentes, y para la sociedad, que ha perdido fe en el sistema, y si pudiera echarlo todo hacia atrás lo haría". El juez Arnold, por su parte, rechazó el comentario, destacando como evidencia la participación de miles de floridanos en el recién pasado proceso electoral durante las primarias republicanas. La republicana boricua, dos veces elegida comisionada por el Distrito 3 del condado Orange y que goza de gran popularidad entre los hispanos de la región, ha mantenido su inocencia de los cargos en su contra, incluyendo los delitos graves de chantaje, aceptar dinero ilícito para su campaña y aceptar compensación ilícita por parte de un funcionario gubernamental. Fernández fue traslada de inmediato a la cárcel del condado Orange y según su abogado la excomisionada apelará su sentencia pero tendrá que declararse indigente para contar con la ayuda pública legal, dijo Suárez.