Estudiantes "pagan" por sus padres

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    A pesar de que Arizona y Alabama han acaparado la atención nacional por sus leyes contra los indocumentados, en Florida ha pasado desapercibida una insólita conducta oficial de graves repercusiones para miles y miles de jóvenes estudiantes que son ciudadanos estadounidenses pero cuyos padres no pueden demostrar su residencia legal.

    Desde el 2010, las autoridades de educación superior del estado han estado considerando a estos jóvenes, nacidos en el país y graduados de escuelas floridanas, como no residentes del estado para efectos de matriculación, lo que les obliga a pagar tarifas universitarias mucho mas altas.

    Estas autoridades argumentan que para demostrar su residencia en el estado, estos estudiantes deben mostrar primero que sus padres viven legalmente en el país. Está información fue divulgada en “The New York Times” por Linda Greenhouse, ganadora del Premio Pulitzer en 1998 y columnista del rotativo. Greenhouse es una experta en temas legales. Cubrió noticias emanadas de la Corte Suprema de Nueva York desde 1978 hasta el 2008, y también es profesora de Leyes en la Universidad de Yale. En su artículo, Greenhouse considera que esta medida es completamente injusta ya que los residentes del estado pagan una matricula anual de $5,700 y quienes no lo son deben abonar $27,936. “La disparidad es similar en los colegios comunitarios del estado, a pesar de las etiquetas que dicen que los precios son más bajos. Es la diferencia entre una educación universitaria y ninguna”, asegura Greenhouse. “El debate político en Alabama, Arizona y Carolina del Sur, está en marcha, pero la situación de la Florida es algo más profundo y más feo. Sus víctimas son, después de todo, los ciudadanos estadounidenses”, asevera la ganadora del Pulitzer. “La política de la Florida, que ni siquiera es una ley, sino simplemente una regla interpretativa aprobada por la Junta de Educación del estado y su sistema universitario, equivale a la derogación de la ciudadanía por nacimiento expuesta en la Enmienda 14 de la "ciudadanía por nacimiento" que reza: "Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de los Estados Unidos y del estado en que residen”.

    Para leer la columna completa de Greenhouse por favor visite esta página de Internet.