Quiere vender mansión y yate

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Jamie Aguiar dijo que ella y sus hijos no necesitan la casa o el barco que dejó el empresario de 35 años.

    FORT LAUDERDALE (Florida).- La mujer del millonario desaparecido Guma Aguiar está pidiendo a la Corte permiso para vender su mansión y yate, ya que asegura que su fortuna ha sido virtualmente partida a la mitad.

    En una petición presentada a principios de semana, Jamie Aguiar dijo que ella y sus hijos no necesitan la casa o el barco que dejó el empresario de 35 años.

    “Ambos, la casa y el yate son demasiado grandes y caros para que Jamie los mantenga y el conservarlos no le va a ayudar a su propósito de conservar sus fondos”, escribió el abogado William Scherer en la petición.

    La última vez que se vio a Aguiar fue el 19 de junio navegando en condiciones tormentosas. Su bote fue encontrado la mañana siguiente varado con el motor y las luces prendidas, sin su dueño a bordo.

    “Sin Guma, Jamie debe conservar lo que queda de la fortuna que una vez tuvieron cuando fue virtualmente partida a la mitad debido a la tumultuoso litigio de Guma con su tío y su exorbitante manera de gastar cuando estaba enfermo”, escribió Scherer. “Jamie ha llegado a la conclusión de que debe de enfrentar la posibilidad de que ya no verá a Guma nuevamente, y que por consecuencia debe ser frugal y conservar la fortuna de la familia en la medida de lo posible”.

    Jamie Aguiar y la madre de Guma, Ellen Aguiar, se encuentran en medio de un pelea legal por el control de sus bienes que ascienden a alrededor de $100 millones de dólares.

    Guma Aguiar hizo su fortuna cuando la compañía de energía, con sede en Texas, que administraba con su tío fue vendida por $2.5 billones en 2006.