Debate aburrido en España

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Mariano Rajoy vs. Alfredo Pérez Rubalcaba.

    MADRID - Las propuestas para crear empleo en un país donde casi cinco millones de personas están desocupadas y los fantasmas de recortes pasados y futuros centraron el lunes el único debate electoral televisado de los dos principales candidatos a las legislativas del 20 de noviembre en España.

    Visiblemente nerviosos en el inicio del duelo dialéctico, el opositor Mariano Rajoy y el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, ambos vestidos con traje oscuro y corbata azul, fueron adoptando un tono más agresivo a medida que avanzaba el enfrentamiento, cronometrado por dos árbitros de baloncesto.

    Rajoy, del conservador Partido Popular (PP, derecha), gran favorito según los sondeos para convertirse en el próximo presidente del gobierno, centró su intervención en criticar la gestión del actual gobierno socialista.

    Sentado frente a él en un gran plató televiso sin público y sólo separados por un periodista moderador, el candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Rubalcaba, fustigó a su rival para que precisase un programa electoral que tildó de "deliberadamente ambiguo".

    "La situación ha llegado a insostenible porque hay más de cinco millones de personas en España que no pueden trabajar, por las deudas acumuladas y por el daño que ha sufrido la economía", afirmó Rajoy, de 56 años. "Creo que España necesita un cambio y lo necesita con urgencia", aseguró, blandiendo una cifra récord de desempleo de 21,52% y 4.9 millones de personas.

    "España está sufriendo una crisis profunda, son millones los españoles que han perdido sus puestos de trabajo", reconoció el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de 60 años, ex número dos del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

    Acuciado por la crisis, Rodríguez Zapatero adelantó en julio unas elecciones que estaban previstas para marzo de 2012 y que los sondeos pronostican como una grave derrota para el PSOE, al que la opinión pública reprocha haber reaccionado tarde a la crisis imponiendo duras medidas de austeridad.

    "Ha habido demasiado poco debate", consideró el periodista y profesor universitario José María Calleja. "Rajoy no se ha atrevido a hacer ninguna propuesta concreta", afirmó, considerando que "por parte de Rubalcaba sí ha habido propuestas" aunque sin demasiado énfasis.

    Desde el inicio de la campaña, e incluso semanas antes, los sondeos auguran una victoria del PP con al menos un 45% de los votos, frente al 29% de los sufragios que lograrían los socialistas.