Empresario niega intento de sobornar a comisionado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Eleazar Gadea, propietario de restaurante Rancho Okeechobee, habló con Telemundo 51 sobre las acusaciones que le fueron hechas el pasado miércoles en un tribunal de circuito. (Published viernes 3 de junio de 2016)

    El empresario nicaragüense arrestado por un presunto intento de soborno a un comisionado del condado Miami Dade, dice que ha sido víctima de una injusticia.

    Eleazar Gadea, propietario de restaurante Rancho Okeechobee, habló en una entrevista exclusiva con Telemundo 51 sobre las acusaciones que le fueron hechas el pasado miércoles en un tribunal de circuito.

    Gadea vino a las oficinas de José "Pepe" Díaz y -según él- dejó un sobre con dinero para apoyar la campaña del comisionado, pensando que eso sería algo ilegal.

    "Lo hice por ignorancia, de verdad, no sabía las regulaciones ni nada eso...", confesó Gadea, de 47 años.

    Esa es la aclaración que Gadea nos ofreció sobre las acusaciones de soborno que enfrenta. Fue arrestado el miércoles tras supuestamente ofrecer $700 dólares en efectivo al comisionado Jose Pepe Díaz, el 4 de marzo. Pero el dinero, asegura el empresario, tiene una explicación.

    "Yo fui a ver a mi comisionado, fui y hablé con la secretaria y le dije mira esto es para el comisionado, para su campaña, lo aclaré bien, ella lo acepto y no me dijo nada", contó Gadea.

    Según la fiscalía estatal, Gadea, administrador del restaurante Rancho Okeechobee, en Hialeah, pensaba que el condado quería cerrar su negocio. Registros del Departamento de Regulación de Negocios muestran inspecciones de rutina con resultados satisfactorios.

    El acusado dice que ha sido acosado varias veces sin razón. Asegura que el pasado febrero solicitó un permiso para un evento que fue aprobado, y luego cancelado en marzo, como lo muestran documentos en su poder.  Entonces acudió a la oficina del comisionado, a quien además le escribió una nota.

    "Le escribí dándole gracias por toda su amabilidad su tiempo", explicó Gadea.

    El comisionado comunicó lo siguiente: "No quiero entorpecer esta investigación.  mi oficina y yo notificamos a las autoridades pertinentes.  aprecio la confianza de la comunidad, y es bochornoso cuando alguien intenta violar esa confianza.".

    El 12 de marzo, oficiales encubiertos se presentaron en el negocio de Gadea. De acuerdo con la investigación, Gadea les ofreció $2,000 dólares para que lo ayudaran con la obtención del permiso que fue negado.

    "De pronto me llaman, un caballero, oye mira vengo de parte de la oficina del comisionado, en qué podemos ayudarte... Imagínate tú...", dijo Gadea.

    El empresario alegó que el dinero en efectivo también era para la campaña del comisionado.

    Ahora Gadea pide disculpas.

    "Le pido disculpas a la señora [fiscal estatal] Kaherine Fernández-Rundle, mi intención no fue romper la ley", dijo.