El disidente Ferrer arrestado hace una semana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez (en la imagen), dijo a Efe que Ferrer "hasta ahora está sin cargos formales ni acceso a abogado defensor".

    LA HABANA - El disidente cubano José Daniel Ferrer, expreso político del "Grupo de los 75", se encuentra arrestado desde hace una semana en la provincia oriental de Santiago de Cuba, denunció este martes la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) en La Habana. El portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez, dijo a Efe que Ferrer "hasta ahora está sin cargos formales ni acceso a abogado defensor". Señaló que la detención de Ferrer se produjo el pasado 2 de abril durante una "ola represiva" del Gobierno de la isla contra la disidencia en las localidades de Palmarito de Cauto, Palma Soriano y Santiago de Cuba (oriente de la isla). Del grupo de 43 disidentes -diez mujeres y 33 hombres- detenidos en esa fecha, la mayoría miembros del grupo opositor ilegal "Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que lidera Ferrer, "todos han sido liberados menos él", precisó Sánchez. También indicó que Belkis Cantillo, esposa de José Daniel Ferrer, quien pertenece al movimiento "Damas de Blanco" y estaba entre los detenidos, fue liberada el pasado jueves. A Ferrer y Cantillo los detuvieron junto a otras personas que estaban en su domicilio, en el que fueron incautados todos los medios de trabajo de la UNPACU, entre ellos, un ordenador, móviles, publicaciones y libros, según indicó Sánchez. Como miembro del "Grupo de los 75", Ferrer fue liberado en marzo pasado bajo la figura de "licencia extra penal" y estuvo entre los doce opositores de ese colectivo que se negaron a viajar a España como condición para salir de prisión. En los últimos meses Ferrer ha sido detenido por espacios cortos de tiempo en otras ocasiones y puesto en libertad sin cargos en La Habana y en Santiago de Cuba, la provincia donde reside, unos 900 kilómetros al este de la capital cubana. El Gobierno cubano cataloga a los disidentes y opositores como contrarrevolucionarios y mercenarios al servicio de Estados Unidos.