Disney zarpará desde Miami

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - La línea de cruceros de Disney volverá a ofrecer salidas desde el puerto de Barcelona (España) en 2013, después de un año sin trayectos previstos por el Mediterráneo, y por primera vez en su historia iniciará viajes desde Miami. "Desde el 1 de junio de 2013 el Disney Magic zarpará de Barcelona para llevar a los visitantes a un emocionante recorrido por ciudades ricas en historia, cultura y diversidad", anunció Dinsey Cruise Line. En un comunicado detalló que los nuevos cruceros, de cuatro, siete y doce días, visitarán destinos de otros países como Italia, Francia, Grecia, Turquía, Malta y Croacia, según detalló la compañía estadounidense, que no tiene programado ningún crucero para 2012 por el Mediterráneo. En la temporada anterior Disney sólo ofreció en el Mediterráneo viajes de una semana de duración. El nuevo trayecto de cuatro días hará una parada en la isla española de Mallorca. La empresa también explicó que a partir de diciembre de 2012 se estrenará en el puerto de Miami, inicialmente con su crucero Disney Wonder, que hasta ahora salía de Cabo Cañaveral -más cerca de Disney World- y que realizará viajes de distinta duración a las Bahamas y el oeste del Caribe, incluida su isla privada, Castaway Cay. Será la primera ocasión en que los barcos del gigante del entretenimiento zarpen directamente de Miami, donde se encuentra el mayor puerto de cruceros del mundo. Con estos y otros proyectos, 2013 será el primer año completo en que Disney tenga toda su flota de barcos operativa. La compañía estadounidense anunció su regreso al Mediterráneo cuando aún se trabaja en la localización de 22 personas que se cree que quedaron atrapadas en el interior del "Costa Concordia" cuando el 13 de enero naufragó ante la isla italiana de Giglio. Hasta el momento se han contabilizado 16 fallecidos en el barco, encallado muy cerca de la costa a la espera de que se empiecen a vaciar las 2.380 toneladas de carburante que contiene. La compañía estadounidense Carnival, la mayor empresa del sector en todo el mundo y matriz de la compañía que operaba ese barco, se ha visto obligada a rediseñar su política de comunicación en las diferentes zonas del mundo donde opera e incluso, en algunos casos, a suspender su actividad en las redes sociales.