Destinos: Xochimilco, México

La Venecia mexicana

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Xochimilco, una palabra que suena como música de flauta indígena y susurro amoroso en el oído. Una voz antigua con la que los indios chichimecas se referían a esa tierra creada en medio de un lago, donde las flores y los alimentos crecen con la humedad de un suelo bendecido por los dioses. El significado de esta musical palabra es ese, “tierra de las flores”

    Los Jardines flotantes de Xochimilco, son un lugar pintoresco y una joya escondida para el disfrute de todos. Se encuentra a apenas 28 kilómetros del centro de Ciudad México. En menos de una hora puede transportarse desde el centro de la mayor urbe del mundo, a un paraíso de sosiego o alegría que es Xochimilco. Con una fauna variada, colorido diverso y música por todas partes es un escape perfecto para celebrar la naturaleza y gozar a la misma vez del espíritu alegre y respetuoso del mexicano.

    En sus canales, que se extienden por centenares de kilómetros, se celebran bodas, aniversarios, cumpleaños o simplemente se pasea para disfrutar de un día y una tarde perfecta sobre sus coloridas y alegres trajineras (góndolas mexicanas); que llevan sobre ellas bandas de música: mariachi, tríos, orquestas llenando los canales de música alegre y de sonido exótico y romántico. La música que se escucha es de todas partes de México: rancheras, norteñas, boleros y la música de marimba de Veracruz.

    No es un secreto que sobre sus trajineras van una diversidad de vendedoras y vendedores ofreciendo sus productos: flores, maíz, dulces, cervezas, globos. Cualquier artículo que quieras adquirir es traído a tus manos rápida y eficientemente. Los olores te llegan al unísono de una manera inesperada y sorpresiva. Salen unidos de las notas musicales del vendedor de rosas y el dulcero que compiten con los coros de voces de mariachi y del público allí presente.

    Sus trajineras aparecen apareadas de repente a la tuya de una manera fantasmal y mágica a la vez. Ellas salen como submarinos de delicias a las orillas del canal. Bienvenido a Xochimilco! Lugar donde se celebran más de 400 actividades al año, hogar permanente del estadio Azteca y sede oficial para un Domingo perfecto.

    En las orillas del canal se encuentran casas alineadas con jardines y parqueaderos. Allí también viven alineada y atada a los arboles Frida Kahlo, muñecos y figurines: en la llamada isla de las muñecas que comparten sus espacio de una manera muy democrática y atrevida con patos, pavos, gallos y los miembros de otra especie que por allí aparecen de cuando en cuando.

    Todos cantan, hay música por doquier…por fa (diminutivo para por favor) esto sí es México! Aquí el sol sale y se acuesta y el canal no le envidia nada al mar. Es muy fresco y agradable y sereno.
    No se come tortillas industriales que todo el mundo sabe que son terribles, todavía se hacen a mano, no hay McDonald’s ni KFC en sus orillas. Aquí reina la cocina mexicana con sus sopas, chilaquiles y enchiladas.

    Xochimilco con sus 9 embarcaderos, sus coloridas trajineras, su fauna que fue declarada patrimonio de la humanidad en 1987 lleva en sus aguas y canales el corazón y el espíritu alegre. Aquí todavía se escucha “Cielito Lindo” y el “Currucutú”, los arreglos de los violines y trompetas, la marimba danzonera de Veracruz y los coros de canto mexicano.

    Si va a México, y está en el Distrito Federal, no deje de visitar Xochimilco. Tendrá una historia siempre para contar.