Destino: Santo Domingo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Si el destino que has escogido para pasar tus vacaciones en esta oportunidad es República Dominicana, te recomendamos que al menos dediques un día para visitar su capital, Santo Domingo. Recuerda que en 1990 Santo Domingo fue proclamada por la UNESCO como "patrimonio cultural de la humanidad".

    Cuando llegas a Santo Domingo la primera impresión es de caos o desorden en general, y la llegada al aeropuerto internacional casi siempre esta matizada por un sentimiento de inseguridad, ya que numerosos maleteros se acercan bastante afanosamente para tratar de ayudarlo con su equipaje por un par de dólares. La competencia entre ellos es muy reñida, así que puede parecerle un poco tensa la situación, pero realmente podrás caminar y desplazarte muy rápidamente sin ningún tipo de problemas. Si tu plan es pasar al menos una noche en la capital, lo recomendaos alojarte en cualquiera de los hoteles ubicados en la zona colonial.

    Pese a que existen grandes y lujosos hoteles en la Avenida George Washington, más popularmente conocida como "El Malecón", los hoteles y alojamientos de la zona colonial poseen un encanto superior. Además en esta zona podrás reservar tanto en hoteles de lujo como en otros más económicos.

    Santo Domingo es la ciudad más antigua del continente americano y por eso también se le conoce como la Capital Primada. Aquí se construyó el primer hospital de Nuevo Mundo, el de San Nicolás de Bari, la primera catedral, la de Nuestra Señora de la Encarnación, la primera universidad, la de Santo Domingo. También fue donde primero llegaron los conquistadores españoles para imponer a golpe de espada y látigo su cultura y religión. Todos estos lugares históricos son conservados en la actualidad en la Zona Colonial de Santo Domingo. Un recorrido por sus callejuelas empedradas, sus palacetes y catedrales te arrastran en el tiempo a los comienzos del Siglo XVI.

    Pero no todo es historia en Santo Domingo. El presente y el pasado se dan la mano en perfecta armonía. Restaurantes, bares y cafés al aire libre hacen de esta zona un importante atractivo turístico. Enclavado en el corazón de la Zona Colonial le recomendamos el restaurante "Atarazana", que funciona en una vieja casona de estilo colonial con un hermoso patio. La atmosfera íntima y la comida exquisita.

    Pero si es comida típica dominicana lo que quiere saborear, hay un restaurante en Santo Domingo que tiene que visitar. "El Conuco". En medio de la ciudad y con una decoración que te transporta de inmediato al campo dominicano, este restaurante es el más popular entre los dominicanos que viven en el extranjero y regresan al terruño de vacaciones. Por estas características es un lugar ecléctico, donde la deliciosa comida dominicana se acompaña con anécdotas y carcajadas y por supuesto con una cerveza presidente con velo de novia (así le dicen los locales a la cerveza cuando está en su punto con una capa helada cubriéndola).

    Un lugar que también es obligatorio visitar en Santo Domingo es el Malecón. Dese un paseíto y vera como su filosofía de la vida puede cambiar en pocos minutos. Los fines de semana y días festivos, este tramo de carretera que bordea el mar Caribe se convierte, como por arte de magia, en la discoteca a cielo abierto más grande del mundo. La cerveza corre a ríos y el merengue, se escucha a todo volumen en cualquier esquina y donde se oye, se baila. Aquí se disfruta del espíritu dominicano como en ningún lugar de la isla. Compartirá, no un espectáculo para turistas, sino el verdadero calor y sabor de República Dominicana. Le recomendamos que no emprenda esta aventura solo.

    Hazte con un mapa de la ciudad antes de llegar para ubicar los principales puntos de interés. Si tienes algún conocido o amigo local que reside en la ciudad es sin duda la opción más recomendable para que te sirva de guía en la zona. Si por el contrario llegas solo, nada más salir del hotel saldrán a tu encuentro numerosas personas ofreciéndose a guiarte por la ciudad, comerciantes y vendedores ambulantes de todo tipo. No se incomode, en ningún caso, tan sólo buscan ganarse la vida y con un simple - No, gracias - bastará para que te dejen proseguir tu camino con tranquilidad.

    Santo Domingo y en general La República Dominicana es un sitio bastante seguro. Como en todas las grandes urbes hay que tomar ciertas precauciones pero podemos decir que Santo Domingo es una ciudad segura comparada con otras ciudades de Europa, Estados Unidos o Latinoamérica donde carteristas y ladrones pueden amargarte las vacaciones. República Dominicana es uno de los países con mayor número de visitantes y turistas en Latinoamérica. El pueblo es conocedor de ello y muestran su cara más amable, cordial y hospitalaria hacia todos los extranjeros que visitan la Isla.