Madre denuncia asalto sexual

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - La madre de un alumno presentó una demanda este lunes en la que alega que su hijo fue asaltado sexualmente y acosado por otro niño de más edad durante los viajes en un autobús escolar y en la misma escuela Miami Downtown Charter School.

    La demanda, planteada por el abogado Jeff Herman, afirma que a partir del 2011 el alumno, que tiene 7 años de edad, fue intimidado y amenazado repetidamente con ser víctima de un asalto sexual en el autobús escolar.

    Las amenazas, según el abogado, provenían de otro pasajero del autobús, un niño de 11 años quien las hizo mientras el vehículo los llevaba al Miami Downtown Charter School.

    Según el abogado, la madre de la presunta víctima reportó el abuso al conductor del autobús, operado por la empresa Carmen Alvarez Bus Service, pero el chofer no tomó ninguna medida.

    Herman dijo que el alumno de 11 años asaltó sexualmente al otro estudiante incluso después de que la madre se hubiera quejado.

    Cuando la madre le habló del asalto a la directora del Downtown Miami Charter School, Rebeca Dinda, ésta aseguró que ya no habría más situaciones de abuso y que los dos alumnos serían separados y vigilados, según dijo el abogado este lunes.

    A pesar de esas garantías, los chicos entraron en contacto en el cuarto de baño de la escuela, donde el de más edad agredió sexualmente al más pequeño en dos ocasiones, según plantea la demanda.

    Herman dijo que el niño de 7 años de edad incluso intentó suicidarse después de que continuaran los ataques.

    Los documentos legales indican que el niño metio un perchero en un enchufe con intención de matarse.

    Según el abogado, la familia del menor pedirá millones para costear la terapia que le hará falta al niño por el resto de su vida

    Dinda no devolvió las llamadas a nuestra estación hermana NBC 6 invitándola a comentar lo scedido.

    Jama Dock, portavoz del Downtown Miami Charter School, institución que también figura en la demanda como parte afectada, dijo no haber visto el documento legal y que no podía hablar hasta que lo revisara.

    Los registros estatales muestran que la empresa Carmen Alvarez Bus Service, con sede en North Bay Village, ha sido disuelta.