Culpable en caso Brewer

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un jurado declaró a Matthew Bent culpable del cargo menor de agresión con agravantes en el ataque a Michael Brewer de 2009. Bent, de 17 años, había sido acusado de intento de asesinato en segundo grado, que podría haber traído consigo un potencial de 30 años de prisión. Sin embargo, el jurado decidió declararlo culpable de asalto con agravantes, un delito grave de segundo grado que conlleva a una posible condena de 15 años. Cuando se leyó el veredicto, los funcionarios de la corte esposaron a Bent. Bent ha cumplido dos años y medio en la cárcel esperando su juicio. La sentencia está programada para el 23 de julio. La familia Brewer no estaba en la sala de audiencias para escuchar el veredicto. “Michael Brewer pasó los últimos tres años curando sus heridas físicas y ahora puede comenzar a moverse con sus heridas emocionales”, declaró el fiscal estatal adjunto Kal le var Evans, quien ayudó durante el proceso del caso. La familia Bent estuvo presente. Los abogados defensores dijeron que están decepcionados por la decisión.

    Los otros dos acusados del terrible ataque ocurrido en 2009, se declararon incompetentes para comparecer en corte. Jesús Méndez, de 18 años, fue condenado a 11 años de prisión con 19 años de libertad condicional. Los fiscales habían pedido 15 años tras las rejas para él. Denver Jarvis, de 17, fue condenado a 8 años de prisión con un período de libertad condicional de 22 años. Bent, Jarvis y Méndez fueron detenidos después del ataque del 12 de octubre de 2009 en un complejo de apartamentos de Deerfield Beach. Están acusados de enfrentar a Brewer, quien fue su compañero de clase, después de una discusión sobre un videojuego que Brewer se había comprometido a comprar. Uno de los adolescentes roció a Brewer en alcohol, y Méndez presuntamente encendió un fósforo y se lo lanzó, quien saltó a una piscina cercana para apagar las llamas. Brewer sufrió quemaduras en más del 60 por ciento de su cuerpo y pasó meses en el hospital recuperándose.