Cuba pone en vigor su nueva política de créditos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LA HABANA - Los cubanos comenzaron a acudir a los bancos para informarse sobre las modalidades de crédito que entran en vigor como parte de una nueva política bancaria para estimular las reformas económicas emprendidas en el país. "Vengo a buscar información para pedir un crédito para ampliar mi casa, no sé cuánto me pueden dar ni entiendo de hipotecas, pero espero que todo fluya", dijo a Efe Alain, de 40 años y trabajador del sector de Comunicaciones, mientras se disponía a entrar en una sucursal bancaria en La Habana. En otro banco de la ciudad, Ania, una profesional de 32 años, explicó a Efe que no tenía interés en ningún crédito en particular por el momento, pero acudió a solicitar los documentos para estar informada. La medida, anunciada en noviembre pasado mediante un decreto gubernamental, abre nuevas modalidades de créditos para el sector no estatal y supone una cultura financiera y de servicios bancarios perdida en la isla durante los últimos 50 años. En concreto, la normativa beneficiará a los titulares de los "micronegocios" que han emergido con la ampliación del empleo por cuenta propia, a los pequeños agricultores y a quienes pretendan edificar sus viviendas. El diario oficial Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), destacó que también se beneficiarán las personas naturales "que precisen adquirir bienes para su propiedad personal", aunque esa modalidad se aplicará "progresivamente" según "lo permitan las condiciones del país". De acuerdo con el rotativo, unas 500 sucursales de bancos cubanos implementarán el nuevo servicio, en tanto se han creado comisiones de crédito para analizar el riesgo de cada solicitud de préstamo, cuyo trámite no debe superar los 20 días. Varios trabajadores del sector privado consultados por Efe en La Habana dijeron no estar interesados hasta ahora en esta opción para impulsar sus negocios, y muchos desconocen los detalles del decreto y las posibilidades que les ofrece. Los nuevos créditos se concederán en pesos cubanos y los importes y plazos para la amortización de préstamos se acordarán entre el solicitante y la institución financiera, y será el Banco Central quien regule los rangos mínimos y máximos de las tasas de interés. En Cuba conviven dos monedas: el peso cubano, en el que la mayor parte de la población cobra sus salarios y con el que paga productos y servicios básicos, y el CUC, moneda fuerte, convertible en divisas.