Cuba da luz verde a Mastercard en cajeros automáticos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tania Fernández, representante de Stonegate Bank, habla con la prensa en La Habana este lunes durante una conferencia de servicios financieros.

    La red de cajeros automáticos de La Habana aceptan desde este lunes las tarjetas MasterCard para retirar efectivo, incluidas las del Stonegate Bank, el primero de Estados Unidos autorizado para dar ese servicio en la isla, y el Banco Popular de Puerto Rico, según informó el Banco Central de Cuba.

    La vicepresidenta del Banco Central de Cuba (BCC), Irma Margarita Martínez, confirmó que ya están operativas las tarjetas MasterCard junto a las de Visa, que desde antes funcionaban en la isla, durante la primera Conferencia sobre Transferencias Monetarias Internacionales, inaugurada hoy en La Habana.

    "Esa posibilidad se inicia a partir de que se han solucionado los aspectos financieros y legales que estaban pendientes y gracias al accionar de las entidades cubanas encargadas del procesamiento de MasterCard y del proveedor externo que nos facilita tramitar sus operaciones", explicó un comunicado del Banco Central de Cuba entregado a la prensa.

    La entidad bancaria cubana indicó que este servicio, que en principio se presta solo en La Habana, "se irá ampliando a todo el país" en el futuro.

    Asimismo ratificó su disposición a "continuar ampliando las tarjetas emitidas por bancos de EE.UU. que así nos lo soliciten".

    "Estamos abiertos a cualquier acercamiento pero eso depende de que este interesada la banca norteamericana", señaló la vicepresidenta del BCC en declaraciones a periodistas.

    Recordó que actualmente las transferencias bancarias desde EE.UU. a Cuba todavía se realizan a través de terceros países, debido a las restricciones del bloqueo económico, financiero y comercial que aplica el Gobierno de Washington a la isla.

    En ese sentido, explicó que para hacerlas directas "requeriríamos de que nuestras instituciones bancarias pudieran tener cuentas abiertas en bancos norteamericanos y eso todavía no es posible por las regulaciones del bloqueo".

    Hasta ahora, el primer banco de EE.UU. con una relación comercial con un banco de Cuba (el Banco Internacional de Comercio, desde julio de 2015) y el único de ese país que emite tarjetas de débito para ser utilizadas en la isla es el Stonegate, con base en la Florida.

    La manager del Stonegate Bank, Tania Fernández, precisó que desde mediados de este mes, cuando se anunció la puesta en marcha de la tarjeta, se han emitido unas 500 habilitada por cubanos que vienen a visitar a su familia a la isla y representantes de compañías que hacen negocios con Cuba.

    Adelantó que van a emitir una edición limitada de 1.000 tarjetas MasterCard para personas que las quieran usar en Cuba.

    Cuba tiene unos 10.000 puntos de venta, mayormente hoteles, restaurantes, tiendas y para renta de autos en que

    Fernández dio que participa en la conferencia de IMTC para compartir la experiencia que tiene su entidad de trabajar con Cuba, tras los cambios que se han producido en el último año, después del deshielo diplomático entre Cuba y EE.UU., y así dar un poco más de confianza a otras entidades que están comenzando su proceso de hacer negocios con el país caribeño.

    La Conferencia organizada por la International Money Transfer Compliance (IMTC) y el BCC reúne en la capital cubana hasta el próximo miércoles a unos 80 participantes, principalmente de EE.UU., y también de México, El Salvador, Panamá, Uruguay, Argentina, Brasil, Portugal, España, Inglaterra, Canadá, Polonia.

    El director de IMTC y de Mohr World Consulting, una consultoría con sede en Florida, Hugo Cuevas Mohr, resaltó que las remesas son "muy importantes" para Cuba en el actual proceso de "actualización" de su sistema económico, y manifestó su "optimismo" por la celebración de esta primera reunión que buscará mejorar las vías para el flujo de remesas a la isla.

    Según la entidad estadounidense Habana Consulting Group, el aumento de las remesas ha convertido a Cuba en el mercado de crecimiento más dinámico de Iberoamérica, con un récord de 3.354 millones de dólares en 2015.