Crucero no socorre a náufragos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - La compañía Princess Cruises enfrenta dos demandas, una de ellas presentada este lunes ante los tribunales de Miami, por supuestamente no haber socorrido a tres pescadores panameños que naufragaron en aguas del Pacífico, de los cuales dos murieron. A la demanda ya presentada a nombre del sobreviviente Adrian Vázquez, de 18 años, quien vio morir de deshidratación a Fernando Osorio, de 16, y Elvis Oropeza, de 31, tras el naufragio de la embarcación en la que salieron de pesca en febrero pasado, se sumó este lunes otra interpuesta a nombre del segundo de los pescadores. En un comunicado, la línea de cruceros explicó que está realizando una "investigación interna" relativa a la "reclamación de que el Star Princess" no fue en ayuda de una embarcación, pese a que "un miembro de la tripulación fue alertado por pasajeros". La compañía alega en su descargo que desgraciadamente el capitán del crucero nunca fue informado de la "preocupación de los pasajeros", y que de haber sido alertado, "habría tenido la oportunidad de responder, algo que ha hecho en numerosas ocasiones durante su carrera". Los tres pescadores se hicieron a la mar el 24 de febrero pasado desde Río Rato (Panamá). Al parecer, el motor de la barca falló en su camino de regreso a la costa panameña y los tres hombres estuvieron a la deriva durante 16 días antes de avistar al crucero el pasado 10 de marzo. Según la declaración de Vázquez a los medios, los pescadores hicieron señales pidiendo ayuda, pero el barco no se detuvo a recogerles. Como resultado del naufragio, Osorio y Oropeza murieron deshidratados y Vázquez fue rescatado el 22 de marzo cerca de las islas Galápagos, a unos 900 kilómetros del lugar de Río Rato. "Es nuestra responsabilidad ética y marítima proveer asistencia a cualquier embarcación que la necesite, y no es infrecuente que nuestros barcos" auxilien a otros en el mar; de hecho, agregó, "lo hemos hecho así más de una treintena de veces en la última década", señaló la compañía de cruceros. "Nuestra investigación no ha concluido todavía", puntualizó Princess Cruises, propiedad de la compañía estadounidense Carnival.