Aumentan crímenes de odio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIAMI - El número de delitos de odio cometidos en Florida registró en 2010 un ligero aumento, el primero en los últimos seis años, según un informe difundido por la Fiscalía General del estado, en el que se pone de manifiesto que casi la mitad se cometieron por prejuicios raciales. De acuerdo con los datos reunidos por la oficina que dirige la fiscal general Pam Bondi y procedentes de 367 organismos policiales locales y estatales, durante el año 2010 se cometieron en Florida al menos 149 crímenes de odio, la segunda cifra más baja de los últimos veinte años. Este tipo de delitos incluye toda clase de agresiones delictivas en las que los prejuicios son la causa que ha llevado al infractor a cometer dicha infracción. Los prejuicios pueden estar relacionados con características de una persona o un grupo, como su religión, etnia, nacionalidad, orientación sexual o discapacidad, entre otras muchas. "Los crímenes de odio son crímenes horribles y sin sentido. Los floridanos merecen sentirse seguros y nuestra oficina está comprometida a prevenir estos ataques contra nuestros amigos, familiares y vecinos", apuntó la fiscal al presentar el informe. Según sus datos, los 149 delitos de odio contabilizados en Florida durante el año pasado suponen un muy ligero aumento (del 0,7 %) respecto de los registrados en 2009. Ese mínimo incremento es el primero que se observa desde 2004, cuando comenzó una tendencia a la baja que ha dejado este tipo de delitos en los niveles más bajos de los últimos veinte años (desde que se hace un recuento detallado de este tipo de crímenes). Desde 2004 los descensos han sido continuados, con una caída del 22,2 % en 2005; del 0,3 % en 2006; del 25,5 % en 2007; del 5,7 % en 2008, y del 18,7 % en 2009, hasta que lamentablemente en 2010 se interrumpió esa tendencia. En los últimos veinte años el máximo se registró en 1992, cuando se contabilizaron 395 ataques motivados por prejuicios.

    Casi la mitad de los crímenes de odio cometidos en Florida durante 2010 (el 46,3 % del total) estuvieron motivados por prejuicios raciales. El resto estuvo motivado por la religión que profesaban los agredidos (el 19,5 % del total), con su orientación sexual (el 21,5 %) y con su nacionalidad u origen étnico (12,7 %). Por cuestiones de discapacidad física o psíquica no se registró un sólo caso en todo el año, según los datos reunidos, que reflejan que el condado con más delitos de este tipo fue el de Broward, con 19 casos, de los que 8 estuvieron relacionados con la orientación sexual de los atacados.