Corte favorece a estudiantes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    MIAMI - Un juez federal en Miami ha determinado que muchos estudiantes de Florida no deberían tener que pagar una matrícula universitaria más alta por el mero hecho de que sus padres se encuentren en el país de forma ilegal.

    El juez de Distrito K. Michael Moore confirmó de esta manera una decisión previa en la que dijo que la reglamentación que obligaba a pagar una matrícula más elevada es anticonstitucional.

    El fallo del magistrado puso fin a una demanda presentada a comienzos de año por el grupo pro derechos civiles Southern Poverty Law Center a nombre de estudiantes que son ciudadanos de Estados Unidos y residentes de Florida pero cuyos padres no pueden probar una condición migratoria legal.

    Los abogados encargados del caso dijeron que este fallo puede significarle grandes ahorros a cientos de miles de estudiantes en Florida.

    Los estudiantes que son clasificados como "no residentes" al no poder probarse la condición migratoria de sus padres, deben pagar hasta tres veces más de lo que abona normalmente un residente de Florida.

    La reglamentación rechazada por el juez federal ha afectado a quienes tienen menos de 24 años y son declarados como dependientes económicos por sus padres.