Comienzan obras en Canal de Nicaragua

Comienzan obras en Canal de Nicaragua

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Protesta contra la construcción del Canal de Nicaragua.

    MANAGUA, Nicaragua - La construcción del canal interoceánico de Nicaragua comienza este lunes con las obras de las carreteras de acceso a los lugares de excavación, lo que ha despertado expectativas económicas y de desarrollo inéditas en este país, además de resistencia de los que serán expropiados.

    Las obras de esa vía acuática, valorada en 50,000 millones de dólares, serán inauguradas en una ceremonia simbólica y simultánea tanto en Managua, como en el departamento sureño de Rivas, en el Pacífico, entre las 17.00 y 19.00 hora local, informó la firma china HKND Group, concesionaria del proyecto del Gran Canal por Nicaragua.

    Está previsto que la ceremonia de Managua la encabece el presidente del país, Daniel Ortega, y el empresario chino Wang Jing, propietario de HKND Group.

    El canal, de 278 kilómetros de largo, y cuyo ancho será de entre 230 metros y 520 metros, con una profundidad de hasta 30 metros, partirá desde la costa pacífica de Brito, en el suroeste del país, y llegará a la desembocadura del río Punta Gorda, en el Caribe, tras atravesar el Gran Lago en 105 kilómetros, según el plan oficial.

    El Ejecutivo espera que, con el inicio de la construcción del canal, aún más amplio que el de Panamá, se eleve el crecimiento del producto interno bruto de Nicaragua de entre 4% y 5 % a un 10,8% en 2015 y hasta un 15% en 2016. Nicaragua, según las proyecciones del Gobierno, pretende duplicar su economía y convertirse en uno de los países con mayor crecimiento entre 2015 y 2019, cuando está previsto acabar la obra.

    Además de excavar el canal, HKND Group tiene previsto construir carreteras, dos puertos, un lago artificial, un aeropuerto, un complejo turístico, una zona de libre comercio, así como fábricas de acero y de concreto. La construcción de toda la obra requerirá 50,000 trabajadores de ese sector y ofrecerá 200,000 empleos, según los datos oficiales.

    El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Benjamín Lanzas, dijo a periodistas que las empresas constructoras locales están listas para comenzar este lunes con las primeras obras del proyecto, tras haber sido declarada desierta la primera licitación.

    Explicó que los constructores locales negociaron de forma directa con la concesionaria las obras, que incluyen la construcción de las carreteras de acceso a los lugares de excavación y de algunas instalaciones necesarias para acometer el proyecto de la vía interoceánica, que esperan concluir en mayo de 2015.

    Luego se trabajará con los puertos en los litorales del Pacífico y el Caribe, en un tiempo que no precisó. Lanzas explicó que la prioridad es construir un puerto con su muelle en el Pacífico, porque es el lugar por donde se recibiría la maquinaria pesada necesaria para la construcción propiamente del canal.

    El portavoz de la Comisión del Gran Canal de Nicaragua, Telémaco Talavera, confirmó el lunes a periodistas que tras el inicio de las obras auxiliares, desarrollarán el puerto de Brito, en el Pacífico, para que la maquinaria pesada pueda desembarcar directamente a la ruta del canal. Después construirán la carretera que irá desde el Gran Lago hasta el Caribe para los diferentes componentes de la obra.

    Cuanto esté lista la obra, prevista a culminar en cinco años, anualmente podrán pasar por el canal 5.100 barcos de los más grandes del mundo, un 5% del comercio internacional, con un tiempo de tránsito de 30 horas, incluyendo el paso por dos esclusas, según HKND Group.

    Sin embargo, la concesionaria del proyecto aún no ha presentado un estudio de impacto ambiental, lo que ha causado preocupación en los ecologistas, que además temen que la obra provoque un grave daño al Gran Lago, el mayor reservorio de agua dulce de Centroamérica, y a una reserva de la biosfera.

    HKND Group ha dicho que los estudios de impacto ambiental de la obra estarán listos entre marzo o abril del próximo año.

    Las obras de esa vía acuática también comenzarán en medio de protestas de campesinos de El Tule y Nueva Guinea que aseguran serán expropiados, por lo que desde hace cuatro días mantiene bloqueos esporádicos de carreteras y vigilias en rechazo al canal. Los vecinos que serán afectados por la ruta prevista donde pasará el canal, de acuerdo con la ley del canal, mantienen el lunes sus protestas, que iniciaron desde septiembre pasado contra ese proyecto.