Chávez: “Atropellados por el Imperio”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Venezolanos residentes en Florida protestaron el sábado contra el cierre de su consulado y exigieron su reapertura inmediata arguyendo que la medida los ha dejado en un "estado de indefensión" y "vulnera" sus derechos.

    CARACAS - El presidente venezolano, Hugo Chávez, rechazó las críticas suscitadas en Miami (EE.UU.) por el cierre del consulado en esa ciudad tras la expulsión de la cónsul, Livia Acosta, y aseguró que en este caso el Gobierno de Venezuela ha sido "atropellado por el imperio". "Ahora como nosotros cerramos administrativamente el consulado por amenazas contra el personal ahora me acusan a mí de que es un plan para sabotear las elecciones primarias (de la oposición), que es un atropello contra los venezolanos que viven en Miami", dijo Chávez en una entrevista en el canal Televen. "¿Te das cuenta?, ahora resulta que somos nosotros los atropelladores cuando somos los atropellados por el imperio", continuó, dirigiéndose a su entrevistador, el exvicepresidente José Vicente Rangel. Cientos de venezolanos residentes en Florida protestaron el sábado contra el cierre de su consulado y exigieron su reapertura inmediata arguyendo que la medida los ha dejado en un "estado de indefensión" y "vulnera" sus derechos. Además, el cierre consular ha desatado especulaciones sobre las repercusiones que puede tener en el voto de las elecciones primarias de la oposición el próximo 12 de febrero, aunque el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ha asegurado que está garantizado el voto de los ciudadanos residentes en Miami. Chávez aseguró que "la burguesía criolla lo que hace es aplaudir" la decisión del Gobierno de Estados Unidos de expulsar a principios de mes a la cónsul general, en un acto que calificó como "atropello al derecho internacional, un atropello a la ética". Washington declaró persona non grata a la diplomática después de que una cadena de televisión transmitiera un documental sobre una supuesta planificación en 2006 de ataques a varias plantas nucleares en EE.UU., el FBI y la CIA. Algunos de los entrevistados dijeron que las embajadas de Irán, Cuba y Venezuela habían participado. Tras la expulsión, Chávez ordenó el cierre administrativo de la oficina y la repatriación de su personal. El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, reconoció el viernes a Efe que la medida "tiene impactos en las actividades de ciudadanos que comercian como Estados Unidos o de los ciudadanos que habitan allá". Sin embargo, aseguró que "quedaron habilitados para cumplir las funciones tanto el consulado de Los Ángeles como el consulado de Nueva York", que están a 3.750 y 1.750 kilómetros de Miami, respectivamente. El vicepresidente indicó que la valoración que hizo el Gobierno de Venezuela "para el cierre de las actividades administrativas del consulado fue el riesgo de que se siguieran tomando medidas arbitrarias contra el personal venezolano en Miami".