Cannes y Niza se preparan para cumbre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Un policía francés comrpueba que no hay artefactos explosivos en la sala de reuniones del Palacio de Festivales de Cannes el lunes 31 de octubre, a pocos días del comienzo de la Cumbre del G20.

    CANNES, Francia - Miles de manifestantes se han dado cita en Niza este martes para proclamar que otro mundo es posible, alejados por un ejército de policías de la vecina Cannes, que cambiará los fastos y el glamour del festival de cine por la sobriedad de un G20 destinado a dar soluciones para evitar que la economía mundial caiga en recesión.

    En la Costa Azul, Cannes se frota ya las manos ante la llegada de la "mayor cumbre internacional celebrada en Francia" y su repercusión planetaria. Para ello, se ha alquilado el Palacio de Festivales -sede del festival de cine- y reservado 35,000 noches de hotel para albergar a unos 8,500 delegados oficiales y periodistas.

    Carlton o Majestic: los 25 jefes de Estado y de Gobierno del G20 estarán alojados en cuatro grandes hoteles de esta ciudad al borde del mar.

    Desde el lunes por la noche y hasta el viernes por la tarde, la 'croisette' es una fortaleza exclusivamente reservada a las delegaciones oficiales y a los vecinos con permiso especial. El acceso estará muy restringido en un segundo cinturón de seguridad que engloba al centro de la ciudad, mientras que las principales carreteras que conducen a Cannes estarán fuertemente vigiladas.

    Incluso el regreso a clase tras las vacaciones del 1 de noviembre ha sido atrasado del jueves hasta el lunes en seis colegios del centro de la ciudad.

    Unos 12,000 agentes de seguridad de todo el país han sido movilizados para la ocasión. "Durante el G20 de Cannes, debemos ser ultrarreactivos", dice un responsable de una unidad de élite de Niza.

    Cualquier miembro de los 'blacks blocs' - los grupos más virulentos de militantes anarquistas o autónomos -que sea detectado en el departamento de Alpes Marítimos será entregado a la justicia, que también está movilizada esta semana.