Bossi pide a Berlusconi que dimita

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Berlusconi ya anticipó que renunciará.

    ROMA - El principal socio en la coalición del primer ministro Silvio Berlusconi dijo el martes que "debería dimitir", en medio de una incertidumbre política que paraliza los mercados.

    Según los medios de comunicación italianos, el líder de la Liga del Norte, Umberto Bossi, dijo a los reporteros que ha llegado el momento de que dimita Berlusconi y sea reemplazado por otro líder de su coalición. El pedido fue formulado horas antes de una moción de censura en el Parlamento que podría obligar al primer ministro a dejar el cargo. Desde hace varias semanas, Berlusconi ha resistido los pedidos de su renuncia.

    "Le hemos pedido que dimita, se haga a un lado", dijo Bossi a los reporteros al llegar al parlamento. Bossi acabó con el primer gobierno de coalición de Berlusconi en el 1994, cuando le negó su respaldo.

    Con una deuda de unos 1,9 billones de euros ($2,6 billones de dólares), Italia es considerada demasiado poderosa económicamente para ser rescatada, como ha ocurrido ya con Grecia, Irlanda y Portugal.

    La oposición centroizquierdista italiana dijo que se abstendrá en la votación del martes, para destacar el grado de debilidad de las fuerzas de Berlusconi en el Parlamento. Si es respaldado por menos de 316 diputados -- o menos de la mitad de los 630 que integran la cámara -- será obvio que Berlusconi no puede contar ya con una mayoría en la cámara baja del Parlamento, aunque aún así el gobierno tendría votos suficientes para aprobar los presupuestos del 2010.

    Bossi dijo que el candidato seleccionado por Berlusconi para sucederle, el ex ministro de Justicia Angelino Alfano, no debería presidir el gobierno. Empero, será el presidente italiano Giorgio Napolitano quien decida si designa a un nuevo dirigente o disuelve el parlamento y convoca elecciones.

    Mientras tanto, los funcionarios financieros internacionales y los mercados están inquietos por la demora en aprobar las medidas de austeridad prometidas por Berlusconi para contener la galopante deuda pública italiana.