Aumentan abusos en México

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Un miembro del comité de familiares y padres de desaparecidos en la inauguración de un memorial a tres mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, el 7 de noviembre.

    MEXICO - El combate al narcotráfico en México ha provocado un "incremento dramático" de asesinatos, torturas y abusos por parte de las fuerzas de seguridad, denunció la ONG Human Rights Watch (HRW), al tiempo que la justicia federal apenas investiga 997 de los 45,000 homicidios atribuidos a esa lucha.

    "En vez de reducir la violencia, 'la guerra contra el narcotráfico' de México ha provocado un incremento dramático de la cantidad de asesinatos, torturas y otros terribles abusos por parte de las fuerzas de seguridad", dijo este miércoles José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW en una conferencia de prensa.

    En un informe de más de 200 páginas, la organización internacional reportó "evidencias que sugieren fuertemente que miembros de las fuerzas de seguridad mexicanas habrían participado en más de 170 casos de tortura, 39 desapariciones y 24 ejecuciones extrajudiciales".

    Esas acciones ocurrieron en cinco estados con fuerte presencia del narcotráfico, como los fronterizos con Estados Unidos Baja California, Nuevo León y Chihuahua, así como Guerrero y Tabasco, fronterizo con Guatemala, según el documento.

    "La principal amenaza para los derechos humanos de los mexicanos son los criminales. Son ellos quienes mediante la comisión de delitos agraviantes, como el homicidio, el secuestro y la extorsión violan de manera sistemática las garantías fundamentales", replicó Calderón en un comunicado, difundido por la oficina de la presidencia.

    El presidente recordó que México ha estado abierto al escrutinio internacional y ha hecho importantes reformas a su marco legal en materia de derechos humanos para alinear la legislación mexicana con los estándares internacionales.

    Vivanco subrayó además que una misión de HRW se reunió por separado con autoridades judiciales, militares y con Calderón para entregar copia del documento. El encuentro con el presidente "fue una reunión sorprendentemente constructiva", dijo.

    La organización recomendó reformar el código de justicia militar para que todas las violaciones a los derechos humanos cometidos por elementos de las fuerzas armadas contra civiles sean juzgadas por tribunales civiles.